¿Qué es el CRO y cómo puede ayudarte a escalar tu ecommerce?

¿Qué es el CRO y cómo puede ayudarte a escalar tu ecommerce?

La era digital ha influido tanto en el comercio que conquistar a un consumidor actual es quizá uno de los retos más difíciles que se plantean los ecommerce hoy en día. Los clientes de hoy tienen mayor acceso a la información, son desleales, aman las reseñas, confían en los influencers, tienen mayor oferta y analizan de forma capciosa a quién van a dar su dinero. 

En un panorama donde el comercio electrónico es netamente competitivo y los consumidores son cada vez más exigentes las tiendas online tienen una sola opción: reinventar la experiencia del usuario para transformarlo en cliente, y no es cualquier cliente, sino en unio verdaderamente leal.

¿Cómo hacer esto posible? Lo ideal es tener una estrategia de marketing digital alineada para generar conversación y atraer tráfico a la web a través de las redes sociales de la marca y el posicionamiento SEO, pero eso no es suficiente. En la actualidad es indispensable analizar detalladamente todo el proceso del CRO de tu web para optimizarlo y hacer que funcione a tu favor. Pero, ¿sabes qué es el CRO y cómo puedes sacarle provecho en tu ecommerce?

Noticias Comercio Electrónico

El Observatorio Ecommerce apoya la labor de Topagencias.es para explicar detalladamente qué es el CRO y cóm o puede mejorar, por mucho, la experiencia de tus usuarios hasta el punto de convertirlos en clientes.

¿Qué es el CRO?

El CRO se refiere a la optimización de la tasa de conversión o “Conversión Rate Optimization”, por sus siglas en inglés. No se trata de una tasa ni de un indicador, más bien con una serie de técnicas y procesos que están orientadas únicamente a incrementar la cantidad de usuarios que se convierten en clientes. por lo tanto tener una estrategia de CRO es indispensables si quieres aumentar el porcentaje de ventas que recibes con tu porcentaje actual de visitas.

El CRO es totalmente diferente a lo que los ecommerce han venido haciendo hasta ahora, pues no se trata de mejorar la usabilidad, de prestar atención a los indicadores de la analítica web o de generar contenido para las redes sociales. ¿De qué se trata? De competir, persuadir y convertir usuarios en clientes utilizando de forma inteligente la pirámide o embudo de conversión.

¿Qué es el embudo o pirámide de conversión?

Todas las páginas web tienen varios pasos que van convirtiendo a un usuario en cliente. Aprovechar correctamente cada una de esas etapas es indispensable para mejorar la experiencia del usuario y concretar ventas.

Por lo general esas etapas están ordenadas de determinada forma y en conjuntos completan un proceso. En el primer escalón se halla la atención, seguida de interés, deseo y acción. Para entender cómo funciona la conversión vamos a explicar cada una de las etapas que atraviesa un cliente en un ecommerce:

  1. Atención: los clientes se han sentido atraídos por tu web o producto a través de algún anuncio, red social, contenido o recomendación de boca a boca.
  2. Interés: ahora que tienes al usuario en la web debes persuadirlo, gustarle, atraerle, es decir, la parte más difícil. Esto puedes lograrlo a través de promociones, ofertas, suscripciones, contenido, imágenes, diseño, etc. Si en esta etapa generas interacción, como por ejemplo, que el usuario decida suscribirse en tu newsletter o base de datos.
  3. Deseo: como su palabra infiere, la idea es hacer que el usuario quiera comprar algún producto o servicio en tu ecommerce. Mantenerlos en el embudo para que paseen hasta la siguiente etapa puede ser todo un reto.
  4. Acción: ya los usuarios han interactuado contigo, quizá tengan par de cosas en mente, siguen navegando y tú necesitas hacer que se conviertan en clientes. Para ello es vital que desde el carrito hasta el panel de compra todo sea tan maravillosamente sencillo como para que el usuario jamás desista.
Noticias comercio electronico

¿Cómo puedes optimizar el CRO para escalar tu ecommerce?

Son muchas las formas en las que puedes hacer uso de técnicas que te ayuden a mejorar la experiencia de los usuarios en tu web para convertirlos en clientes leales que regresarán a ti.

Antes de conocer cómo puedes optimizar el CRO debes reconocer qué anda mal en tu web y para ello es necesario que realices un análisis exhaustivo de la misma, desde usabilidad y tiempo de carga hasta suscripciones y módulos de compra. Pues muchas de las técnicas que vas a emplear consisten en optimizar procesos propios de la web. 

Si ya has hecho tu análisis y estás preparado para optimizar el CRO de tu ecommerce entonces vamos a conocer a continuación algunas estrategias que son muy útiles para potenciar tu embudo de conversión:

1. Una bienvenida minimalista

Una de las mejores estrategias de CRO en las etapas iniciales del embudo es evitar ofrecer demasiada información, ya que esto puede hacer que el usuario se sienta confundido, embotado y termine por abandonar la tienda. Clasifica y ordena la información de forma inteligente, es ideal cuando el usuario despierta la curiosidad de navegar y descubrir cada categoría.

2. Potencia tu motor de búsqueda

Si existe algo que irrita a los consumidores es conocer el nombre, modelo y hasta serial del producto que está buscando y que el mismo no sea encontrado por el motor de búsqueda del ecommerce. Si el motor no funciona, ¿para qué lo tienes? Para mantener el interés de tus usuarios debes asegurarte, varias veces, de que el motor de búsqueda funciona a la perfección.

3. Optimiza el tiempo de carga y la usabilidad

Hay dos factores que pueden arruinar todo tu embudo de conversión, incluso antes de que los usuarios vean el home.

El primero es el tiempo de carga, pues si tu página tarda demasiado en mostrar imágenes o realizar procesos entonces el consumidor se fastidia y se va a otro sitio más rápido.

Lo mismo sucede con esos ecommerce confusos, donde no se hallan los botones, el checkout es un dolor de cabeza y no se diferencia el menú del contenido, solo por dar tres ejemplos.

Comprueba la velocidad de tu  carga, averigua por qué está lenta tu web y realiza prueba de usabilidad para alcanzar un ecommerce verdaderamente funcional. La carga y la usabilidad son vitales para que el usuario pase de una etapa a otra.

4. La verdad desde el principio hasta el final

Muchas tiendas online utilizan el truco, por no decir estafa, de arrojar un subtotal del carrito hasta que se añaden costos de envíos o impuestos. El cliente prefiere saber desde un principio cuánto dinero de su bolsillo va a dejar en tu web, por ello es preferible que seas transparente con los costos de envíos y descuentos de productos.

5. Simplifica la acción

Muchas veces el usuario está listo para comprar y se encuentra con un proceso de compra demasiado largo y engorroso. Revisa y analiza cómo son los pasos para comprar en tu web y trata de simplificar todo de manera que el usuario pueda iniciar sesión y efectuar el pago en una misma página.

6. Busca ayuda de expertos

El CRO puede sugerir técnicas o mejoras de proceso que como dueños de ecommerce no sabemos ejecutar. Para optimizar la conversión de tu web es vital que se realice un análisis exhaustivo de cada uno de las etapas que atraviesa el usuario y de los procedimientos y funcionalidad de la web.

Si no te sientes capaz de llevar a cabo esta tarea tú solo lo más recomendable es que contrates los servicios de agencias de CRO, empresas que se dedican exclusivamente a aplicar mejoras en tu web en pro de mejorar el ratio de optimización.

En la era digital reinventarse y renovarse es una necesidad de cada día, y muchas veces es preferible dejar esta tarea en manos de los que saben. Si tu negocio lo necesita, esta es la mejor inversión que podrias hacer. 

Autor:

Italo Viale es CEO de Bigseo Marketing, agencia especializada en posicionamiento SEO. También co-fundador de Topagencias – un marketplace B2B que une a las mejores agencias con los mejores proyectos.