Por qué los usuarios prefieren pagar con el móvil

Cada día utilizamos el móvil para más cosas. Este aparato que surgió con la única utilidad de realizar llamadas sin tener que estar pegados al teléfono fijo se ha convertido hoy en todo un conjunto de aplicaciones que nos permiten realizar videollamadas, leer la prensa, navegar por Internet, conocer gente, utilizar mapas, escuchar música y un sinfín de utilidades más.

Pero si hay un sector que se ha visto influido por la irrupción de la telefonía inteligente, ese es, sin duda, el sector comercial.

Los usuarios ya hace tiempo que utilizan el móvil para comprar desde su smpartphone. El m-commerce vive un momento de esplendor gracias a la sencillez y rapidez que permite la compra a través de un teléfono móvil. Las aplicaciones de empresas o marcas encargadas de vender y las webs responsive, que permiten la visualización del sitio en el móvil, han facilitado que el volumen de ventas online a través del móvil no deje de aumentar.

La mayor parte de los usuarios que compran a través de sus teléfonos móviles son hombres y mujeres de entre 18 y 34 años, nativos o casi nativos digitales. Pero este sector de la población no tiene suficiente con las compras online. Quieren dejar o devolver dinero a través de aplicaciones, pagar en el taxi, en el cine, el aparcamiento o la comida a domicilio, también mediante Apps desarrolladas por las propias empresas. Pero también quieren dejar atrás la cartera y utilizar el móvil como método de pago físico, no sólo online.

¿Cómo se configuran los pagos desde el móvil?

Para poder utilizar el pago móvil, el usuario sólo tiene que confiar sus datos bancarios a su smartphone. Apple, Android, Google o Samsung ya han desarrollado sus aplicaciones para que sus usuarios puedan utilizar el pago móvil. También lo han hecho operadoras de telefonía móvil como Vodafone u Orange, así como bancos como el BBVA, Caixabank, Bankia o Bankinter.

Además de la app elegida para gestionar las transacciones y finanzas, para realizar pagos con móvil en una tienda física los usuarios sólo necesitan que su smartphone tenga conectividad NFC, que permitirá realizar la transacción bancaria con el punto de venta. La tienda necesitara contar con tecnología contactless, para que los usuarios puedan pagar al acercar el móvil al datafono.

Pagar con el Móvil

 Ventajas y peligros del pago a través de smartphone

Pero, ¿cuáles son las ventajas de utilizar el pago con móvil? En primer lugar, el servicio se suele ofrecer sin ningún tipo de costes o intereses, ya que el teléfono funciona como una tarjeta de crédito. Además, dada la sencillez de la transacción no supone ningún problema realizarla ni tan siquiera aprender a utilizarlo.

En segundo lugar, las aplicaciones de pago móvil permiten realizar un profundo seguimiento del estado de las cuentas del usuario a través del Smartphone.

La principal duda a la que se enfrentan los usuarios es, al igual que pasó cuando se empezaron a poner de moda las compras online, la seguridad. ¿Cómo de seguro es utilizar el pago con móvil? En principio, aunque pueda parecer un poco atrevido llevar en un dispositivo móvil datos bancarios, es bastante seguro. La mayoría de aplicaciones de pago incorporan códigos y claves para poder acceder a la app o para poder autorizar una compra o un movimiento. Además, por regla general, no se suele permitir una compra superior a 20 euros sin necesidad de introducir el PIN de la tarjeta.

Pero, ¿qué pasa si el teléfono es robado? Realmente, ante una situación como esta sucede lo mismo que con las tarjetas. Lo primero que se debe hacer es anularlas tarjetas y, por lo tanto, en el caso del móvil, además de bloquearlo, habría que anular las aplicaciones de pago para prevenir riesgos. Así que la seguridad no debería de ser un inconveniente para la implantación del pago con móvil. Todo son ventajas y comodidades con el pago con móvil.

¿Serán capaces los usuarios de dejar en casa las tarjetas para pagar todas sus necesidades a través de sus smartphones?

1 Comentario

Comments are closed.