El pequeño comercio busca su hueco en internet

El comercio electrónico crece de manera indiscutible alrededor de los grandes marketplaces y a través de grandes corporaciones que, con enormes presupuestos, concentran el tráfico y las ventas minoristas en internet

Pero a su vez, lejos de convertirse en una amenaza, este crecimiento del eCommerce puede ser una oportunidad de desarrollo para los pequeños comercios, siempre que se establezca una buena estrategia para encontrar un pequeño hueco en la inmensidad de internet.

Este es el caso de Kukadas, un pequeño comercio de regalos que nació hace escasos tres años en una pequeña localidad gallega y que este año se alzó con el premio nacional en mejor Estrategia Digital en tiendas online, en los premios del Día de Internet, superando así la candidatura de grandes y notables multinacionales. Detrás de este proyecto se encuentra Olga López Alén, su propietaria y única empleada, quien decidió hacer una apuesta por la digitalización de su pequeño comercio sin más ayuda que los modestos conocimientos informáticos de su hijo y lo que de forma autodidacta pudiese aprender.

Así, casi a la vez que la tienda física, comenzó con la creación de su portal web, desarrollado completamente con software gratuito, a través de woocommerce. Un portal que nació siendo lento, mal posicionado en los buscadores, y sin ningún valor añadido, como la mayoría de las tiendas online de reciente creación, pero que como todo proyecto de eCommerce, con mucha dedicación, muchas horas y muchísimo entusiasmo, puede convertirse en algo más grande.

El portal de Kukadas no nació como la “web de la tienda”, sino como un complemento a la experiencia  de los clientes de la localidad. Hoy en día los clientes ya comienzan a no distinguir de forma tan clara la compra física y online: pueden ver las características de un producto en la tienda online desde su móvil estando físicamente en la tienda, o van a comprar lo que han visto anunciado en las redes sociales. El mundo online y offline se funden ofreciendo una experiencia más completa.

Comprobada la potencia que puede dar el uso de las nuevas tecnologías a un pequeño comercio, como es una pequeña tienda de regalos, comenzó una estrategia basada en dos grandes ámbitos: potenciar las compras offline llegando a los consumidores de la zona a través de sus móviles, y llevar la cercanía del pequeño comercio al portal web. La propuesta de valor de Kukadas ha sido y sigue siendo tratar de llevar la atención del pequeño comercio, de “la tienda de barrio”, a la frialdad de internet.

De este modo, Kukadas suprimió los gastos de envío para todos los pedidos, sin condiciones, derribando una de las mayores barreras a la hora de la compra online. Además, sumó la posibilidad de realizar devoluciones durante treinta días sin explicaciones, condiciones claras y con lenguaje sencillo, y una atención al cliente personalizada a través de teléfono, redes sociales, email y chat online, un chat que Olga atiende personalmente desde su tienda. La confianza, transmitir confianza, es uno de los aspectos más importantes y diferenciadores del comercio electrónico, y en opinión de Olga López, no se trata de tener más “sellos de confianza”, sino de ser transparente en las condiciones y que el cliente sepa que hay alguien detrás que responde por la compra.

Este pequeño comercio demuestra que la flexibilidad en los métodos de pago tampoco es terreno exclusivo para los grandes. En el portal ha incorporado el pago con tarjeta, PayPal, transferencia bancaria, contrarreembolso o incluso con la criptomoneda más conocida y usada, el Bitcoin. El pago con Bitcoin lo ha introducido muy recientemente, y si bien no tiene gran expectativa de ventas, consideraba que un portal que aspira a ser una de las referencias del eCommerce del pequeño comercio en España no podía permitirse no aceptar la criptomoneda más utilizada.

Además, en la tienda online se concede financiación al instante sin mínimo de compra y hasta en 12 cuotas sólo aportando el número de DNI y una tarjeta de crédito. Mediante plataformas de pagos especializadas, un pequeño comercio puede ofrecer esta flexibilidad de pago sin correr riesgos y con condiciones muy claras para el cliente, que puede elegir el día en el que se le carguen las cuotas y conoce de antemano los intereses que va a pagar. Intereses que, en campañas importantes como puede ser la navideña, Kukadas asume según la promoción que tenga en cada periodo, llegando a ofrecer financiación sin intereses a sus clientes.

Lo más complicado, nos cuenta Olga, es llegar a los usuarios de internet. Que los internautas te encuentren. Lo más importante es cuidar el complicado SEO, más complicado para pequeños comercios que no dispongan de presupuesto para consultores o asesores en la materia. Pero internet está lleno de consejos y sugerencias que se pueden implementar. Un buen “SEO on page”, escribir siempre para el cliente pero pensando en cómo lo leerá el buscador, evitar todo tipo de “trucos” que sólo  acaban en penalizaciones, y una natural pero trabajada estrategia de linkbuilding, son sólo algunos de los aspectos mencionados por esta propietaria.

Las redes sociales no son una opción, son una necesidad para llegar a la gente. Y la potencia que tiene el poder llegar a los móviles de los clientes de tu alrededor con muy pequeñas inversiones de publicidad en redes sociales muy direccionadas, es una herramienta que todo pequeño comercio debería usar. Porque los clientes están cerca, pero no siempre te conocen, y por supuesto no conocen las novedades que llegan a tu tienda. El emailmarketing todavía está ahí, pero la gente pasa el tiempo en su red social favorita, no leyendo los emails publicitarios que recibe. Se trata de encontrar al cliente para que luego el cliente te encuentre a ti.

El desarrollo online ha traído un complemento a las ventas de su tienda física. El reconocimiento en forma de galardón recibido este año ha sido un empujón para seguir mejorando, un festival de energía para seguir adelante, además de una repercusión mediática que estaba fuera de su alcance. La historia del pequeño comercio compitiendo con los grandes de internet tuvo su espacio en periódicos, radios, revistas especializadas y televisiones. El momento en el que Matías Prats mencionó la historia en las noticias del domingo noche, la web de kukadas sencillamente se cayó por el aluvión de visitas concurrentes, lo cual, por otro lado, provocó que se preparasen mejor tecnológicamente para una situación así.

De cara a 2018, su objetivo es seguir evolucionando hasta poder convertirse en un referente dentro del eCommerce del pequeño comercio en España, además de comenzar a extender sus ventas online por Portugal. Siguiendo con este ritmo de trabajo, seguro que consigue algo grande.