Organizar el almacén de tu eCommerce

Para tener un sistema de logística eficiente en un eCommerce, es importante la organización de los productos. Las tiendas online se caracterizan por la rapidez de los envíos y no se puede perder tiempo buscando los artículos en estanterías

Por eso, es necesario cuidar con mimo la parte más offline del trabajo en un negocio de venta online. Lo primero que hay que colocar a conciencia en un almacén bien organizado son los utensilios y herramientas más prácticos.

Las estanterías serán el eje central y deben ser robustas, espaciosas para todo el stock y accesibles a todas sus alturas. La estructura habitual de estos contenedores suele ser metálica, para aguantar grandes pesos y ser resistentes, pero hay muchos tipos en función de la necesidad. Hay estanterías para palés que permiten almacenar bultos de grandes dimensiones; estanterías de carga ligera para productos pequeños pero de mucha rotación que necesitan estar a mano; estanterías atornillables, ancladas o móviles en función de la amplitud variable de los pasillos; estanterías modulables si se cuenta con diferentes tamaños de paquetes… Todo este tipo de equipamiento se puede encontrar en distribuidores como Kaiser Kraft, poniendo a disposición de cada negocio una solución casi a medida.

Una vez se tenga estructurado el elemento principal del almacén, el acceso a las estanterías debe tener una solución práctica y rápida. Si se llega a todos los compartimentos de forma manual, no hay problema, pero en caso de necesitar carretillas de transporte para cajas pesadas, apiladora o elevadores, el protocolo de movimiento a lo largo del almacén del e-commerce debe ser minucioso.

Las secciones dentro del almacén son esenciales para la buena organización. Y no es lo mismo ser un almacén de una tienda online de ropa, que de aparatos electrónicos, por eso hay diferentes sistemas de organización de catálogo. Tan solo hay que establecer el que más se adecue a la forma de trabajar del eCommerce y el tipo de mercancía que se maneje a diario. No hay que perder de vista el objetivo principal: sacar los pedidos rápidamente para contentar a los clientes. Por tanto, cuanto más fácil de encontrar sea todo, mejor. Para esto siempre ayudan las etiquetadoras o los carteles en cada sección.

Y no hay que olvidar que se pueden acoplar todo tipo de accesorios y módulos a cualquier espacio, sean cuales sean las necesidades. Los e-Commerce de hoy en día cambian y se adaptan rápidamente a los tiempos y eso también implica adaptar su almacén y su sistema de trabajo. Es muy habitual que llegado el momento, haya que incluir en la organización del almacén cajas apilables, módulos de almacenamiento con compartimentos, carros de montaje o incluso accesorios de acoplamiento.

Una vez se haya establecido la organización y el sistema de trabajo adecuado, todo irá rodado aunque las ventas vayan en aumento. Eso denotará eficiencia en el método escogido y permitirá que el crecimiento se haga de forma satisfactoria, y no haga morir de éxito al eCommerce, como suele ser habitual en una empresa con cimientos mal estructurados.