El avance del mundo online en las copisterías tradicionales

Copyshow se ha convertido en una copistería física que ofrece sus servicios también a través de Internet. Queremos dejar claro que ni la física es mejor que la digital ni al revés, los dos métodos se complementan porque ofrecen el mismo servicio pero lo envían de manera diferente. En este artículo explicaremos el avance de un nuevo mundo digital.

La copistería del futuro

¿Quién no ha comprado por Internet nunca? Siendo sinceros la población hace uso cada vez más de esta herramienta para hacer la compra, encargar pedidos y hasta incluso para trabajar. Pues bien, las copisterías también entran en este nuevo mundo debido a las necesidades determinadas que demandan los clientes de esta sociedad.

Todas las empresas quieren tener una buena comunicación y llegar a diferentes puntos de la geografía española, por lo que adaptar estas necesidades y ofrecer un servicio basado en el encargo online es una opción muy válida. No podemos olvidar que hace 20 años lo habitual era acudir a copistería del barrio o de la zona más cercana e imprimir documentos o encuadernar libros pero el futuro y ya casi el presente demandan algo nuevo y diferente. Ya no hace falta ir a una tienda, sino que a través de la web puedes consultar qué copistería es la mejor y solicitar un envío aunque se viva en otra ciudad. Aquí es donde la empresa Copyshow ha conseguido marcar la diferencia.

Este nuevo método preocupa a muchos individuos porque creen que la comunicación puede ser peor y que no van quedar satisfechos con el resultado. Nada más lejos de la realidad porque las copisterías tradicionales han sido adaptarse a los nuevos tiempos y ya planifican toda la venta con antelación. Es decir, antes de formalizar un encargo, se llama por teléfono, por correo electrónico y se concretan todos los detalles. Los clientes suelen enviar imágenes, archivos y propuestas para un resultado más óptimo.

Opciones de las páginas webs

Además de ofrecer la posibilidad de llegar a más clientes, las páginas webs son un escaparate perfecto paraampliar su abanico de servicios y ofrecer complementos y variantes de lo que se puede ofrecer de manera presencial. Además, las páginas webs muestran ejemplos de otros trabajos en los que la copistería ha participado y así se podrá comprobar la manera de proceder de los profesionales.

También sirven para mostrar los servicios y un formulario de contacto con opción a presupuesto. Esta idea no es solo interesante para los pedidos digitales, sino que también para los que van a acudir de manera física a la copistería porque así se hacen una idea del dinero que necesitarán para invertir en sus proyectos. Muchos estudiantes o publicistas suelen acudir a estas empresas en busca de ayuda o material para sus trabajos académicos, anuncios publicitarios o tesis. No podemos olvidar que en el contexto académico se necesitan bastantes copias para exponer un proyecto final.

En definitiva, la copistería tradicional se mantendrá con el paso del tiempo con la calidad de siempre pero con un nuevo modelo digital, consiguiendo adaptarse a esta nueva era tecnológica.