Los departamentos de marketing cambian su forma de comprar los regalos de empresa y publicidad

Los regalos promocionales de empresas mueven más de 18.000 millones de euros en todo el mundo. Esto es un claro indicador de que pocos negocios se resisten a optar por esta manera de marketing.

Lo que sí que ha ocurrido es que los artículos publicitarios como: gafas personalizadas o una taza personalizada han dejado de comprarse de la manera tradicional (tras revisar un catálogo en papel) y se ha pasado a la compra a través de Internet por varios motivos.

Una de las razones por las que este mercado se vio sacudido fue por, sin duda alguna, la crisis económica que tuvo que afrontar España desde el año 2008. En esos momentos, todas las empresas optaron por reducir gastos en la medida de lo posible y uno de los sectores que más lo notó fue el del merchandising. Algunas decidieron bajar su volumen de compras y otras muchas optaron por buscar opciones más económicas, dirigiéndose a los distribuidores en la Red.

Otro motivo es el relevo generacional. Los distintos puestos de los departamentos de marketing están siendo ocupados, poco a poco, por una nueva generación, más joven que se desenvuelve muy cómodamente por Internet y que hace sus compras, de manera habitual, por este medio.

Por supuesto, también ha influido que las compras online lleven asociadas una serie de ventajas consigo. Una de las más destacadas es la comodidad a la hora de realizar las compras. Se puede llevar a cabo todo el proceso sin necesidad de desplazamiento alguno.

El catálogo, por su parte, es mucho más amplio. Si se está buscando algo específico a buen seguro que a través de Internet se puede localizar mucho más fácil que con los catálogos impresos. También lleva asociado esto que los precios son más ajustados (porque se evitan ciertos costes estas empresas que van en beneficio del comprador final), cuentan con ofertas especiales, promociones y descuentos.

¿Es beneficioso hacer regalos promocionales?

Para quienes estén comenzando a dar los primeros pasos con su negocio seguro que ésta es una pregunta que se les pasa por la cabeza. A fin de cuentas, supone un desembolso a tener en cuenta para el balance de la economía empresarial.

Como es lógico, si tantas empresas lo hacen es porque sí que se obtiene un beneficio. Para empezar es una cuestión de imagen. Es innegable que todo lo que resulte gratis se recibe de buen agrado. En el caso de estos productos, además, tienen un fin y resultan útiles (no es quedarse en la mera tarjeta de empresa con datos y formas de contacto) La idea es que a quien se le entregue le de un uso (en la medida de lo posible, frecuente) para que la marca quede fijada en su memoria sin apenas darse cuenta.

Tan solo en Europa las ventas de este tipo de artículos promocionales aumentaron en 2016 un 3,5 %. Esto ocurrió, sin duda, por la mejora de la economía, pero también por los resultados que se obtienen. Cuando van dirigidos a los empleados les sirve para contentarles, es el simple hecho de haber tenido un detalle con ellos, de tenerles en cuenta. Cuando el objetivo está puesto en los clientes sirve, y mucho, para fidelizar.

Además, sin darse cuenta, las personas a las que se les obsequia con este tipo de regalos promocionales personalizados de empresa están haciendo su propia campaña publicitaria porque todos aquellos con los que interactúe y lo vean, cuanto menos, retendrán el nombre de la compañía.

Escoger el mejor regalo promocional

A la hora de tener que optar por un producto para que éste sea el representante de la empresa y el objeto que se va a regalar, es importante pensar en el presupuesto que se tiene pensado gastar. Es cierto que la oferta es amplia y hay para todos los bolsillos, pero no siempre la oferta más económica es la mejor. No hay que olvidar que ese obsequio está dando una imagen de la empresa en sí.

No hay duda de que hay que optar por productos de uso común: tazas, bolígrafos, llaveros, libretas… o algunos de aspecto más tecnológico como USB. Lo mejor es que se adecúe, en la medida de lo posible, a la actividad mercantil. Así, por ejemplo, si se trata de un negocio que vela por el medio ambiente, con productos ecológicos, no estaría de más que estos obsequios siguieran la misma línea.

También es interesante que resulten algo originales (para destacar del resto y que aún se conserven mejor en la memoria) Así llamarán más la atención. Una idea es incluir un lema de la empresa, una frase que la defina.

En definitiva los regalos promocionales suponen una importante herramienta para el marketing, su coste no es elevado y se pueden conseguir muy buenos resultados (aunque no hay garantías, todas las empresas lo notan en sus ventas a corto y largo plazo, incluso algunas no llegan a saber cuál es, realmente, el alcance de algo tan simbólico pero determinante)