Los eSport; todo un éxito en el ambiente online

La evolución del juego online está marcada por varias tendencias que apuntan a un continuo crecimiento del consumo y la aparición de una oferta ampliada y mejorada.

En este éxito del ocio por Internet, destacan los juegos de casinos online o la revolución de los eSports, videojuegos clásicos de videoconsola que ahora tienen una gran popularidad en la red.

El éxito de los eSports radica en varios factores. Por un lado, las constantes mejoras en el sector del videojuego han configurado una jugabilidad de máxima calidad, combinada con altos niveles de diseño gráfico y vídeo, donde todos los detalles se pulen.

La mejora de las videoconsolas, que cuentan hoy en día con muchas prestaciones y unos niveles máximos en todos los aspectos, también han ayudado a la gran popularidad que tiene este modelo de ocio.

Otro aspecto fundamental para entender la exitosa respuesta que han obtenido los eSports es la aplicación de Internet en la industria. De hecho, han surgido grandes plataformas de contenido que ofrecen prácticamente todas las posibilidades de juegos actuales y otros antiguos que han sido remasterizados para adaptarlos a las herramientas actuales.

El público puede disfrutar de juegos que están a la vanguardia del sector y que pueden actualizarse con las últimas mejoras de forma diaria y fácil, gracias a la conexión a la red.

La posibilidad de conectar la videoconsola o el ordenador a Internet permite estar continuamente conectado con la compañía que ha producido el videojuego, de manera que éste puede actualizarse con las últimas novedades.

Todo ello desde el sofá de casa. La idea de acudir a la tienda cada vez que había una actualización, con meses o años de diferencia entre una y otra, ha cambiado radicalmente.

Ahora el público disfruta de las novedades de forma inmediata. Paralelamente al desarrollo de los eSports  y al igual a ellos,  siguiendo la idea de innovación y comunicación instantánea entre empresa y jugador, la industria de los casinos  también se ha gestado un mercado alternativo que se ha servido de los avances tecnológicos, atraer un mayor número de fans.

Los juegos clásicos como el póquer o las tragamonedas con personajes mitológicos, como el famoso Book of Ra, se han vuelto accesibles desde cualquier dispositivo, a cualquier hora, desde la comodidad de su propio hogar.

El consumo masivo de videojuegos de forma online también se explica por las posibilidades de interacción que ofrecen.

Los usuarios pueden jugar entre ellos, cada uno desde su casa, en la misma partida o participar conjuntamente en campeonatos de índole mundial.

Un usuario de Japón puede estar jugando, en la misma acción, con otro de España. Incluso pueden hablar entre ellos y compenetrarse para obtener el máximo beneficio.

Es la clave de los eSports, la configuración de una comunidad mundial en la que participan, además, numerosos famosos.

En ese sentido, la creación de este ambiente ídilio para el juego en el mundo online también se debe al gran seguimiento que muchos ciudadanos realizan como espectadores. Se han creado canales como Twitch, donde los aficionados pueden visualizar partidas de otros jugadores.

La creación de una industria paralela a la propia actividad de venta de un juego es ya una realidad.

Se organizan campeonatos de eSports a nivel mundial, donde las cada vez más empresas quieren poner su publicidad, pagando por ello cantidades millonarias.

Las organizaciones de estos eventos se preocupan por su retransmisión en ‘Streaming’ para que público de todo el planeta puede seguir el desarrollo del torneo.

Casi cuatro millones de espectadores vieron en directo la partida más vista en la historia de los eSports.