Los dermatólogos de adaptan a los nuevos tiempos con sus tiendas online

Todos los sectores se han adaptado al mundo online, independientemente de su ámbito de trabajo. El impacto de los avances en telecomunicaciones es tal que una actividad tan especializada como la dermatología, especialidad médica, también ha encontrado su espacio en la red a través de la comercialización de sus servicios. Es el caso del instituto dermatológico De Felipe Madrid, que a través de su sitio web ofrece información especializada, formación y distribución de tratamientos y productos a los que el público puede acceder con la garantía de estar acudiendo a altos profesionales del sector.

La dermatología, como todas las especialidades de la medicina, requieren de la revisión de personal experto. Este trabajo se ha hecho siempre de forma presencial, y se sigue haciendo; pero la comunicación vía online, ya sea mediante un contacto directo entre médico y paciente o a través de un portal web, está ganando mucho protagonismo. Cada vez más dermatólogos han dado el paso a tener un espacio en Internet en el que publican información sobre los tratamientos, servicios y productos que ofrecen. Este espacio, además, confirma al profesional de la salud como una referencia en su materia mediante la publicación de datos sobre la actualidad médica y de consejos que pueden ayudar al ciudadano de a pie en sus problemas dermatológicos del día a día.

Este tipo de plataformas digitales también sirven como herramienta para la distribución de productos dermatológicos. En un Internet tan globalizado en el que cualquiera puede publicar y donde las noticias falsas vuelan; se antoja absolutamente necesario y fundamental, desde el punto de vista de la siempre importante salud pública, la presencia de portales web especializados y gestionados por doctores profesionales. Ellos son los únicos que pueden ofrecer recomendaciones y tratamientos médicos eficaces. Tener una presencia más activa en Internet supone un avance tanto desde el punto de vista técnico como social. La globalidad ha permitido la expansión de los servicios médicos a nivel mundial. Un ejemplo de ello es De Felipe London, el centro dermatológico con sede en la capital británica que también presenta un desarrollado espacio web. 

Otro de los pasos que han dado los dermatólogos en su adaptación a la tendencia de los comercios online ha sido desde una perspectiva técnica. Además del contenido, es importante la estructura y organización del portal en la red. Los ciudadanos pueden contactar vía correo electrónico con los médicos para consultar cualquier necesidad o, incluso, también tienen la opción de solicitar una cita de forma telemática. A esta mejora en la comunicación, una idea que ha ganado peso a raíz de la pandemia del covid-19, se suma el servicio de venta online. El público selecciona los productos que desea adquirir y realiza un pedido desde su ordenador, tablet o teléfono móvil. En unos días los recibe en su domicilio. Si tiene alguna duda sobre su compra, puede consultar con los doctores. Todo sin salir de casa y, lo más importante, con la garantía de que se mantiene la calidad que exige una consulta médica.