La adaptación a las nuevas tecnologías del sector de maquinaria industrial

La revolución tecnológica ha transformado los hábitos y métodos de trabajo en muchos sectores profesionales. Empresas como Emjuvi han logrado adaptarse a estos avances técnicos para ofrecer una maquinaria industrial de segundo mano de calidad que cumple con todas las expectativas.  

Las nuevas herramientas de trabajo nacen con una completa adaptación a las nuevas tecnologías. Las tienen incorporadas y no se entienden sin ellas. Pero la vieja maquinaria industrial no cotemplaba estos avances, ya que fue construida previamente a la esta transformación de la era digital; lo que ha requerido de varias fórmulas para lograr adaptarlas a los sistemas actuales. El sector de la maquinaria industrial es uno de los que más esfuerzos ha tenido que realizar para adaptarse a las nuevas tecnologías. Muchas máquinas funcionan durante decenas de años y la sustitución ahora, dentro del ámbito de una empresa, de toda esta maquinaria puede suponer un coste económico inalcanzable. Así que la solución es buscar fórmulas para incorporar las nuevas tecnologías a las viejas máquinas. 

La conectividad es la clave para entender esta adaptación de la maquinaria industrial de segunda mano. Este objetivo se consigue mediante conectores y sensores que transmiten todo lo que está produciendo la máquina en dirección hacia un sistema electrónico moderno y actual que sí que cumple con los criterios de la alta tecnología. Una vez la información llega a este software, entonces se sigue el proceso natural y propio de un programa actualizado que cumple con los altos estándares tecnológicos. Se generan procesos de monitorización para lograr optimizar esta vieja máquina que ha sido adaptada a la innovación y la tecnología que hoy en día marca la rutina de cada ciudadano. Es el llamado Internet de las cosas visualizado en la maquinar industrial.  

El objetivo es buscar datos fiables que aporta la máquina y esa información es tratada a través de un sistema que interconecta la información aportada por cada uno de los aparatos. Los resultados obtenidos pueden ser utilizados en la toma de decisiones empresariales para lograr una optimización de la producción. Si las máquinas no cuentan con la tecnología suficiente, las empresas pueden colocar autómatas externos, lo que se conocen como «controlador lógico programable». Extraen datos que llegan a un servidor desde donde se centraliza toda la información. Ésta se organiza y distribuye según unos criterios establecidos previamente. Los informes pueden obtenerse inmediatamente desde un ordenador. 

Una opción para adaptar el sector de la maquinaria industrial a las nuevas tecnologías es el sistema FIELD, que destaca por ser capaz de trabajar con más de una aplicación industrial de forma simultánea, mediante la que se interconectan dispositivos de fábrica. Este sistema realiza una exploración de enormes cantidades de datos. Los procesa y gestiona para ofrecer un análisis rápido y eficiente que aporte soluciones. Las personas profesionales responsables de cada ámbito de trabajo deben también adaptarse a esta nueva forma de entender el sistema productivo. Ya que esta conversión y adaptación de la maquinaria industrial no solo atañe a las herramientas, sino también al personal.