La actualidad del juego online en Colombia

Importantes ganancias, regulaciones y las pérdidas a raíz de la pandemia en el sector de los juegos online

Colombia ha sido uno de los países que ha decidido sacar provecho de la gran actividad que hay en las mejores casas de apuestas y páginas de juego online, como la de  betsonly.co. Las autoridades locales llevan varios años flexibilizando las restricciones para los juegos de azar, convirtiéndose en uno de los países líderes del rubro en Latinoamérica.

Fue en el año 2016 que Colombia se convirtió en el primer país de Latinoamérica que estableció reglamentos para los juegos de azar.  Para el año 2017 ya se habían autorizado las páginas de apuestas deportivas, y se facturaron unos $112.076 millones de dólares.

Se estima que el sector de las apuestas aportó cerca del 1,5% del PIB de Colombia para la época. Las medidas de flexibilización han permitido que el estado cobre impuestos provenientes de dichas apuestas, obteniendo grandes ingresos de uno de los mercados de mayor crecimiento en la actualidad.

Coljuegos es el ente que regula los juegos de azar en tierras colombianas. Estos se han encargado de fomentar el juego bajo las regulaciones correspondientes.

Uno de los grandes logros del sector de las apuestas en línea es que las ganancias han sido destinadas al sector salud. El beneficio que saca el Gobierno de Colombia de la actividad en los casinos o las páginas de juegos o apuestas deportivas es enorme.

El marco normativo contribuye al aumento de usuarios en este tipo de actividades, ya que garantiza el juego seguro y previene las estafas. El país ha sabido aprovechar el crecimiento de este rubro para atender otros sectores.

El juego en Colombia en 2020

Como ha ocurrido en la gran mayoría de las industrias, el sector del azar y las apuestas online se ha visto perjudicado por la pandemia. El cierre de los casinos y casas de apuestas ha generado grandes pérdidas, a pesar del alto flujo de usuarios en las páginas web de juegos.

Según las denuncias que recibió la Federación Colombiana de Empresarios de Juegos de Suerte y Azar, hay 88.000 máquinas registradas que requieren de mantenimiento. Los costos de estas se elevarían hasta los 265.000 millones de pesos colombianos (más de 65 millones de dólares).

En cuanto al Estado, se estiman pérdidas superiores a 29.000 millones de pesos colombianos (7 millones de dólares), que como ya dijimos, es dinero que está destinado al sector salud. Esto durante el tiempo que permanecieron cerrados por la cuarentena.

Por otro lado, las páginas de apuestas deportivas se vieron afectadas por la pausa de los campeonatos nacionales e internacionales. Estos suponen el 90% de los movimientos que se hacen en línea, por lo que el impacto del parón deportivo fue tremendo.

El pasado 16 de abril la Federación brindó a los casinos herramientas para poder costear todas estas deudas, en su mayoría de mantenimiento y operaciones. 

El Gobierno ha entendido desde hace años la importancia que tiene el juego en la economía, y busca que se regularicen sus actividades para continuar sacando beneficios de la inmensa cantidad de usuarios del rubro, que a final de cuentas generan millones de dólares anuales.