La importancia de cumplir con las normativas legales en eCommerce

La importancia de cumplir con las normativas legales en eCommerce

La importancia de cumplir con las normativas legales cuando estamos hablando de nuevos mercados es fundamental, ya que en numerosas ocasiones nos encontramos ante procedimientos, tanto internos como externos, que se crean al amparo de las nuevas tecnologías y que tienen por tanto nuevos usos y aplicaciones a los utilizados anteriormente

Como principios básicos nos señalan desde la​ asesoria juridica GD Legal​ están los cumplimientos y adecuaciones a las dos normas de referencia que tienen que ver son el uso de datos como son  la Ley Orgánica de Protección de Datos de Carácter Personal (LOPD) y de la Ley de Servicios de la Sociedad de la Información y el Comercio Electrónico (LSSICE). Ambas son las que rigen cuáles son los tratamientos, custodia, accesos y usos que pueden tener los mismos.

Dentro de la tan conocida “transformación digital” en la que nos hayamos inmersos plenamente, se están produciendo numerosos cambios que tienen que ver con la configuración legal de las relaciones comerciales ya que en muchos casos prima la no presencialidad de los participantes e igualmente en un bien número de ellos la extraterritorialidad por eso es importante contar con una asesoría legal en Madrid o en cualquier otro punto de España que tenga visión global y no solo local ya que las distancias entre partícipes de los procesos comerciales y, por tanto, sujetos a aspectos legales, pueden estar ya no separados por kilómetros, sino por clics y/o por las ubicaciones de sus IPs o de los diferentes usuarios lo que nos llevará a manejar criterios mucho más importantes como definir cuál es la jurisdicción que aplica al acuerdo, o desacuerdo en su caso, si es la del prestador del servicio o la del receptor del mismo.

Tengamos en cuenta un caso práctico como es el que se produce dentro del comercio electrónico; una tienda online ubicada en España que vende sus productos a consumidores en Alemania. En este caso habría que manejar ambas legislaciones, más la doctrina comunitaria, y muy especialmente los derechos del consumidor en su territorio.

Esto puede parecer muy complejo para los no especialistas, pero los profesionales legales introducidos en la economía digital están ya habituados a estas situaciones por lo que si algún servicio está llamado a contar con profesionales externos es decididamente este donde la especialización y actualización de los conocimientos es capital para la seguridad jurídica de la compañía y sus transacciones.

Por último analicemos desde el punto de vista de la gestión uno de los conceptos claves de la buena gobernanza, “cuánto se tiene que invertir en prevención para no tener que lamentarlo luego multiplicado por X veces en sanción”, echar la cuenta es fácil.