Hazte visible gracias al newsletter

A veces un buen boletín informativo con todas las novedades de tu tienda puede hacerte ganar clientes potenciales y fidelizar a los que ya tienes

Tal y como te comentábamos en posts anteriores, el email marketing es uno de los recursos más utilizados por las empresas para ponerse en contacto con sus clientes y hacerles llegar sus nuevos productos. También es una manera de conseguir recordarle lo que visitaron en la web la última vez que accedieron a ella e, incluso, puede servir para lograr captar la atención de nuevos clientes potenciales. Dentro de esta técnica de marketing se encuentra el newsletter o boletín informativo, destinado a llegar periódicamente a través del email y ofrecer las novedades más atractivas de nuestra tienda online. ¿Nunca te has preguntado lo que podrías llegar a conseguir si utilizaras esta técnica?

El newsletter debe ser aceptado previamente por el usuario cuando introduce su email para que le lleguen las noticias puntualmente. Es parte del acuerdo que existe entre la empresa y el cliente en el que ésta tiene el derecho a enviar el contenido a sabiendas de que cuenta con la autorización previa del consumidor. Es importante tener en cuenta también lo que se hace con los datos de los clientes, por lo que no está de más que le eches un vistazo a la Ley Orgánica de Protección de Datos y la LSSI-CE en cuanto al email marketing.

Antes de nada, debes de ser consciente de que tus suscriptores no tienen por qué traducirse en clientes reales al final, pero sí puedes darle más visibilidad a tus productos que si no hicieras uso de este recurso. El boletín informativo ayuda a crear confianza con el cliente y a establecerle una necesidad de adquisición de tus productos o servicios para el futuro que puede traducirse en ventas. Pero no esperes captar ventas directas a través de él, porque no siempre sucede así.

Recursos para que se suscriban a tu Newsletter

El envío de publicidad a través del email no siempre es bien recibido por los clientes, cansados muchas veces de recibir emails más cercanos al spam que a sus propios intereses. Por ello, debes intentar llamar su atención sin resultar muy insistente. Hay una serie de recursos que pueden facilitarte la tarea:

  • Pop up con una recompensa: Ofrecer un descuento o promoción a nuestros clientes que quieran recibir nuestra newsletter. Este recurso fue utilizado, por ejemplo, por la tienda online de Mustang. La página web otorgaba un descuento en su próxima compra a los usuarios que se suscribieran a su boletín informativo. Sin duda, una de las maneras más eficaces de obtener relaciones con los clientes y conseguir generar ventas al mismo tiempo.

  • Suscripción al final de un artículo del blog: Otra de las opciones que también son habituales es la de ofrecer la suscripción al final de cada entrada del blog corporativo para que nuestros clientes estén al tanto de nuestras novedades. No estamos premiando a nuestros clientes, pero sí les estamos ofreciendo un contenido interesante que puede servirles para el futuro.

Errores frecuentes

Para evitar que tu cliente deje de recibir tu boletín o que éste acabe continuamente en su papelera de reciclaje, debes evitar una serie de situaciones que acabarán por incomodarlo. En Geotelecom te dan las siete que consideran más importantes:

  1. Usa bien el email de los clientes: Si empiezas a enviar emails “sin sentido” a tus clientes, acabarás por agotar su paciencia. Úsalo solamente para cosas importantes. Es más, hasta las propias cuentas de correo como Gmail o Yahoo bloquean este envío masivo de emails y no querrás terminar perdiendo visibilidad.
  2. Ofrece contenido interesante: Si no abren tus emails, las propias cuentas de correo pueden meterlos en la carpeta de spam. Así que procura ofrecer contenidos acorde con las necesidades de los clientes para captar su atención y que los abran.
  3. Actualiza tu lista de suscriptores: si tienes cuentas de spammers entre tus suscriptores, también pueden bloquear tus newsletters cuando los envíes desde tu cuenta. Elimina las cuentas no válidas, aquellas en las que te devuelvan los emails porque no estén verificadas o no existen ya.
  4. Ojo con el spam: Tienes que evitar los filtros antispam de las cuentas de correo. Ojo con los emails que solo contienen imágenes, intenta incluir también texto, que los códigos HTML estén bien formateados y crea una versión alternativa que tenga un texto simple por si acaso.
  5. Verifica los remitentes y los servidores: la reputación del servidor es fundamental, para ello ponte en manos de un buen técnico que te revise este aspecto.
  6. No abuses de los envíos: Fija una fecha periódica para enviar el boletín y no bombardees a tus clientes con emails muy frecuentes. Los envíos poco regulares tampoco son apropiados, así que intenta fijar una periodicidad oportuna.
  7. Pide que te coloquen como dirección segura: si te quieres asegurar de que no acabarás en la carpeta de spam, haz que tus suscriptores te coloquen como email seguro, así evitarás caer en el olvido.

Esther Boix Alarcón