¿Es más barato pedir repuestos de coche online?

Imaginemos a una persona del siglo 20 interesada en comprar un repuesto para su coche. Pongámosle nombre, Jorge. Jorge siente que a la hora de frenar, su vehículo no responde como solía hacerlo. ¿Qué hace entonces? Va al mecánico de su barrio, que analizará el problema y le dirá cuánto le sale resolverlo. ¿Qué control tiene Jorge sobre todo el proceso? Ninguno, apenas puede elegir el momento en que dejará su auto en manos del mecánico. Lo demás, queda fuera de su voluntad. Nunca sabrá si el precio por la reparación tiene alguna relación con el precio de los repuestos. Eso suele tener una lógica despiadada: si no hay forma de comparar, si el cliente no llega prevenido e informado, el precio que deberá pagar será alto. Menor competencia, mayor precio.

Un salto al siglo 21

Ahora supongamos que Jorge no vivió en cualquier momento del siglo 20, sino a fines de ese siglo. Por suerte para él, la situación va a ir cambiando drásticamente. De verse obligado a confiar en los precios de referencia de un mecánico, con la consolidación de los sitios web para comprar productos, ahora puede consultar precios de repuestos en forma online. Incluso puede usar Google o Youtube para diagnosticar problemas de su auto. Son innumerables los usuarios con ganas de compartir sus conocimientos. Y también los sitios web como MotorDoctor.es, que le ofrece al usuario la posibilidad de que seleccione una marca de coche, modelo y tipo de motor. Una vez seleccionadas las opciones, el usuario llega a un menú con los repuestos más vendidos. Y una vez seleccionado el repuesto, aparece el precio. Enhorabuena para Jorge, que ahora tiene el asunto mucho más sencillo. Y la posibilidad de quedarse con el precio más barato. Mayor competencia, menor precio.

Un poco de historia



Si repasamos la historia, veremos que el primer gran salto en los automóviles fue la producción en cadena. Henry Ford se encargó de que todos sus autos usaran los mismos repuestos intercambiables, por lo que podía fabricar una inmensa cantidad de ellos a bajo costo. Por qué no considerar los repuestos online como otro gran salto. A nuestro Jorge le bastaría ver videos como el del técnico de autodoc.es para conocer mucho más sobre el proceso de construir y reparar un automóvil. Es decir, pasamos de la fábrica a la propia casa. Si se anima, Jorge podría convertirse en su propio mecánico.

Entonces, ¿es más barato?

La respuesta es un sí definitivo. Sitios web como Ebay revolucionaron la manera de comprar todo tipo de productos. Cualquier persona puede bucear entre artículos, comparar sus precios y leer comentarios de otros usuarios. De esta forma, Jorge se educará como un consumidor sofisticado, capaz de hacer una evaluación precio-calidad. ¿Por qué no sucedería lo mismo con los repuestos de autos? Vimos el salto del siglo 20 al siglo 21. Al comprar repuestos online, el automovilista tiene mayor control sobre todo el proceso. Esto redunda en precios más bajos y en la posibilidad, nada despreciable, de aprender sobre cómo funciona esa increíble maquinaria que nos lleva de un lado a otro con solo pisar el acelerador.