EMT recicla 4,3 millones de tapones para el proyecto solidario de Fundación SEUR

EMT recicla 4,3 millones de tapones para el proyecto solidario de Fundación SEUR

Fundación SEUR y la Empresa Municipal de Transportes (EMT) han renovado hoy el Convenio de Colaboración que ambas entidades firmaron en 2015 y en virtud del cual EMT se unió a la “Tapones para una nueva vida”® que, desde octubre de 2011, viene desarrollando Fundación SEUR en colaboración con numerosas empresas y entidades. Además, la Fundación ha hecho entrega de un diploma de agradecimiento al Gerente de la EMT, Álvaro Fernández Heredia, que acredita la gran ayuda que ha supuesto esta colaboración a todo el proyecto

Desde que EMT comenzó con esta colaboración en 2015, la plantilla de la compañía municipal ha reciclado 4.375.000 tapones o lo que es lo mismo, 8.750 kilos de tapones de todo tipo de envases. Puestos en fila, estos tapones cubrirían una distancia de 131 kilómetros; pero el dato más relevante es que el reciclaje de estos tapones ha evitado la emisión de 13.125 kilos de CO2 a la atmósfera, el equivalente a la tarea que realizarían 2.188 árboles durante un año.

Con los tapones recogidos y reciclados por trabajadores y trabajadoras de EMT, se han aportado 1.750 euros a los 247.012 euros obtenidos en el periodo 2015-2017, lo que ha permitido que 44 niños y niñas, como MartinaGer o Izan, hayan podido disponer de sus tratamientos  médicos u ortopédicos no cubiertos por el sistema público sanitario.

El proyecto “Tapones para una nueva vida”® tiene como objetivo recaudar fondos, a través de la recogida y reciclaje de tapones de plástico, para ayudar a niños sin recursos a acceder a un tratamiento médico no reglado en el sistema sanitario con el fin de mejorar su calidad de vida.

Se trata, por tanto, de una campaña con un doble objetivo: social y medioambiental. En la vertiente social supone una ayuda para niños y jóvenes hasta 18 años que necesitan un tratamiento, una intervención quirúrgica o un aparato ortopédico y que no tienen recursos para acceder a ellos. En la vertiente medioambiental, este proyecto supone una acción intensiva de reciclaje que evita el vertido de miles de toneladas de plásticos al entorno.

Este proyecto, que tiene una gran relevancia para EMT porque combina la labor social y la medioambiental, se enmarca dentro de las acciones de Responsabilidad Social Corporativa (RSC) que realiza habitualmente la empresa municipal.

Desde que se inició el programa “Tapones para una nueva vida”®, Fundación SEUR, con la colaboración de todas las organizaciones implicadas hasta ahora en el proyecto, ha ayudado 139 niños y se han reciclado 4.000 toneladas de tapones de plástico (suficientes para llenar 13 piscinas olímpicas).

EMT continuará desarrollando acciones de comunicación interna entre todos sus empleados para hacerles partícipes de esta campaña y para sensibilizarles de modo que sigan participando en la recogida de tapones y sean conscientes de la importancia del reciclaje y de la labor social que realizan, con su contribución, en favor de un niño necesitado de ayuda.