El comercio electrónico se transformará en 2020

El comercio electrónico continúa en constante crecimiento debido al avance de la tecnológica, y a los nuevos hábitos de consumo de los ciudadanos en el mundo.

De acuerdo con el European Ecommerce Report, en España se estima que la facturación de 2019 fue de 33.500 millones de euros, lo que representa un crecimiento del 20 % en comparación al año anterior.

Los datos estimados por PrestaShop para el año 2020 indican que varias tendencias marcarán las formas de vender y comprar por internet. Entre las preferencias que van en aumento para realizar transacciones online, destaca el uso del móvil por 50 % de los compradores online, según indica  IAB Spain.

Las webs han tenido que adaptar sus diseños para diversos dispositivos que conectan hacia a los sitios. También emplearon tiempo en la proyección de un diseño que transmita confianza y seguridad, para los clientes que ingresan en búsqueda del algún producto y que finalmente desearán adquirir. La inversión de las páginas también va orientada al tiempo de carga, el buscador en posición céntrica y un botón sencillo que logre el acceso al menú de la manera más rápida y eficaz.

Todos estos elementos son significativos, a tal punto que Google prioriza el m-commerce a diferencia de la versión desktop, y lo premia con mejorar su posicionamiento web.

Adicionalmente, en el comercio electrónico las empresas han invertido en marketing automation, el cual funciona como un proceso automatizado donde no hace falta la intervención humana para el envío de emails o notificaciones,  es decir, solo depende de un software. Esta herramienta logra beneficios óptimos como: aumento de las ventas online, detección de forma automática de  los registros que están más preparados para recibir una oferta comercial e informa de un nuevo contenido creado,  entre otros.

La automatización en el e-commerce también funciona en la segmentación del público, la fidelización del cliente debido a su experiencia de compra y  la monitorización de la navegación en tiempo real.

Para el 2020 se espera lograr un servicio de entrega inmediata con el objetivo de incrementar la satisfacción del cliente. La rapidez se ha convertido en un factor diferenciador dentro del sector online. Muchas empresas han logrado posicionarse por realizar entregas en menos de 24 horas o incluso, en plazos inferiores a dos horas.

El abanico de métodos de pagos que ofrecen las tiendas online también son un factor importante. Las tarjetas de crédito y débito continúan siendo uno de los métodos tradicionales de pago más utilizados en las compras online. Esto se debe a la accesibilidad  y seguridad que representan.

Las tarjetas bancarias son uno de los métodos más populares en el sector e-commerce, porque se han convertido en un producto financiero sencillo de adquirir. Cada vez hay más opciones para operar dinero de una entidad bancaria, incluso, existen tarjetas de crédito gratis que no requieren comisión mensual ni anual, lo cual ha permitido su democratización y por lo tanto, su mayor uso en compras físicas y online.

Sin embargo, el reforzamiento de sistemas de protección de datos como el Terminal Punto de Venta (TPV) virtual, es uno de los puntos claves que ha mantenido la popularidad de estos productos financieros como medio de abono principal en el e-commerce.

No obstante, existe una tendencia creciente de pagos electrónicos. A decir verdad, Paypal es uno de los medios más utilizados después de las tarjetas. Sistemas como Google Checkout, Amazon Payments y Sagepay también han adquirido popularidad. Lo más reciente son las aplicaciones de pagos móviles como Bizum o Apple Pay.

https://pixabay.com/es/photos/shopping-compras-en-l%C3%ADnea-4000414/