¿Cuáles son las tendencias del outsourcing para el 2020?

La tercerización de los servicios, o el Outsourcing, es una de las estrategias que impulsa a los negocios a ser más competitivos. De esta forma, pueden acceder a mejores talentos, capacidades, recursos y mercados. En efecto, la externalización de determinadas actividades y procesos permite a las empresas centrar sus recursos en su negocio principal.

La colaboración entre empresas y organizaciones permite intercambiar estrategias, en tanto que el proveedor contribuye con tecnología avanzada, técnicas y todo lo necesario para alentar el negocio, optimizar costos, brindar mayor efectividad, competitividad y reducir riesgos.

El mercado ofrece a las empresas diversas alternativas de externalización para incrementar su productividad. Con el desarrollo de las nuevas tecnologías y la digitalización, los servicios de Outsourcing han elevado la calidad del servicio y se han convertido en una solución, al disponer de equipos especializados y reportar numerosos beneficios, tanto económicos como operativos.

Según indica REVIEWBOX, las TIC en las empresas facilitan diversas labores: gestionan datos, automatizan procesos, almacenan datos, etc. A la par, hay aparatos que ya forman parte de las nuevas industrias. Los servidores NAS o especializados, las impresoras 3D, los workstation, etc., son algunos ejemplos.

Las tendencias de Outsourcing se centran en los siguientes puntos:

  1. Eficiencia. Los servicios de externalización garantizan disponer de servicios especializados, satisfacer a los clientes y generar ahorro. Ello permitirá que las compañías dediquen más tiempo a sus actividades principales, puesto que una parte de su producción estará plenamente cubierta.
  2. Ciberseguridad. Debido a la complejidad de garantizar la seguridad de los datos y la información confidencial, resulta necesario contratar servicios en materia de ciberseguridad. De este modo, las empresas tendrán a su alcance las soluciones de seguridad cibernética más avanzadas y tecnología de última generación a su servicio.
  3. Importancia de las TIC. La transformación digital requiere de trabajadores especializados, por lo cual las empresas muchas veces optan por delegar esta labor a empresas externas. Las TIC son un factor de desarrollo, pues facilitan en gran manera todo tipo de trabajos.
  4. Gestión de talento. Para alcanzar la fidelización de los empleados se necesitan estrategias para conectar el lado emocional y el racional de una persona. Las empresas requieren de personal con características y habilidades sociales definidas, así como capacitados. Esta laboriosa tarea ha sido delegada a servicios Outsourcing que cuentan con el material tecnológico necesario.
  5. Cambio de los servicios externalizados. La evolución señala que en principio se delegaban actividades no esenciales a otras empresas. Hoy en día, las compañías externalizan sus actividades principales, pero siempre con límites y sin ceder la dirección estratégica. Con ello se busca un alto grado de especialización, así como convertirse en compañías innovadoras y diferenciarse en el mercado.

Todas estas estrategias están orientadas a desarrollar soluciones y conseguir los mejores talentos, recursos, capacidades y mercados. La externalización está muy presente hoy en día, y en el futuro se extenderá aún más, al punto que será difícil diferenciar entre la externalización y la colaboración.

https://unsplash.com/photos/U2BI3GMnSSE