Copa menstrual: por qué usarla y como ponerla

Conocidas también como copas vaginales, las copas menstruales han ido ganando popularidad en los últimos años, posicionándose como una alternativa amigable con el ambiente y sobre todo que ofrece mayor
seguridad y comodidad para las mujeres durante los días de su periodo.

De hecho, no es precisamente una alternativa nueva. Los primeros prototipos datan de 1930, aunque ahora es cada vez más común escuchar de ella y sobre todo, encontrarla con facilidad en el mercado.

Se trata de un recipiente de forma cónica, similar a una copa, que está elaborado en diferentes materiales, siendo la silicona clínica la más popular por su propiedad antialérgica y antibacteriana, además de por su
durabilidad.

Beneficios de la copa menstrual

Son muchos los beneficios de la copa menstrual, aunque entre los que más destacan se encuentran los siguientes:

No causa daños a la salud
Hay muchos casos de mujeres que, por razones de alergias, desarrollan diferentes afecciones por el uso de toallas sanitarias o tampones. En el caso de la copa menstrual, esto no ocurre. Está fabricada en material
hipoalergénico, lo que quiere decir que no hay ningún riesgo de presentar reacciones desfavorables.
Incluso, aunque se use durante largos periodos de tiempo, nunca habrá razones para preocuparse, pues la copa menstrual no se absorbe.

Durabilidad
Siempre y cuando se sigan las indicaciones de uso, así como de limpieza y mantenimiento, la copa menstrual tiene una vida útil de hasta 10 años.

El proceso de desinfección es sumamente sencillo. Después de cada vaciado debe lavarse con agua y jabón, preferiblemente de tipo neutro.

Y, una vez finalizado el periodo menstrual debe esterilizarse antes de ser
guardada. Puedes hacerlo de 3 formas diferentes:

Olla hirviendo: La más utilizada. Solo basta con poner a hervir un poco de agua sobre la estufa y una vez haya llegado a ebullición añadir la copa. Debes dejarla como máximo 5 minutos.
Vasos para esterilizar: Aunque no son tan comunes, merecen la pena. Añade tu copa en el vaso esterilizador y ponla en el microondas entre 3 y 5 minutos.
Pastillas esterilizadoras: Son ideales para aquellas chicas que por diferentes razones no desean manipular agua caliente. Solo basta con añadir una en una olla con agua y después incorporar la copa.
Después de 15 minutos estará lista.

Sin importar cual haya sido el procedimiento de esterilización, es importante que después de hacerlo, la guardes en una caja o bolsita sellada. De este modo evitarás que se infecte o ensucie.

Hasta 12 horas de uso

Tanto los tampones como las toallas sanitarias tienen un tiempo de uso máximo de 6 a 8 horas, según las recomendaciones de los especialistas. Esto, por el hecho de que los químicos utilizados en su fabricación pueden llegar a alterar el PH vaginal.

En el caso de la copa menstrual, puedes llevarla hasta durante 12 horas, aunque todo dependerá de tu nivel de sangrado.

Precio y ahorro

La relación calidad precio es otro de los principales beneficios. Una copa menstrual tiene una duración de 10 años.

Si se calculan la cantidad de paquetes de tampones o toallas sanitarias, serían alrededor de 120 paquetes durante este periodo, lo que se traduce en unos 480 euros aproximadamente, mientras que la copa no alcanza
ni los 50 euros.

Amigable con el ambiente

Algo relacionado con la anterior, el hecho de que se utilice durante una década, representa cientos de tampones y toallas sanitarias desechadas durante este mismo periodo. Además, son biodegradables.

Quién puede usar la copa menstrual

Es importante destacar que cualquier mujer puede usar copas menstruales, ya que no representan ningún riesgo para la salud.

En el caso de aquellas chicas que aún no han tenido relaciones sexuales, puede que resulte un poco más incómodo por el tema del mantenimiento del himen.

Entre la gran variedad de copas menstruales disponibles en el mercado, están clasificadas por tamaño, pequeñas y grandes, aunque hay otras que vienen por tallas, desde pequeña, mediana y grande.

Si estás considerando pasarte a la copa menstrual, debes tener en cuenta lo siguiente:

Edad

Para las chicas de menos de 30 años es recomendable utilizar la talla pequeña, pues su canal vaginal y suelo pélvico son diferentes.

Partos

Si has tenido partos por vía vaginal, es recomendable que utilices la grande. Después de los embarazos, el suelo pélvico tiende a quedar debilitado, por lo que la copa no estaría del todo segura. Si los hijos han venido por cesárea, con una pequeña bastará.

Como poner la copa menstrual

Ahora, te vamos a decir cómo ponerla, paso a paso.

  1. Siéntate en el inodoro, tal cual como si fueras a orinar y abre bien las piernas.
  2. Saca la copa y dóblala cerrada, de modo que forme una especie de letra “C”.
  3. Introdúcela en tu vagina. El colector debe de estar doblado.
  4. No es necesario que llegues al fondo, ya que la puntita de la copa debe quedar un poco por fuera.
  5. Ahora, gira el colector. De este modo te aseguras que esté completamente encajado y listo
Menstrual cup and tampons on old wooden background.