Comparar préstamos para realizar la mejor opción


Las navidades siempre representan un esfuerzo económico extra para las familias. Regalos, desplazamientos, cenas, comidas familiares, viajes… los gastos se multiplican y muchas veces el presupuesto se acaba quedando corto. Luego llega la cuesta de enero, con los cargos de la tarjeta VISA y las facturas más altas de luz y gas de todo el año. Son complicaciones que todos conocemos, pero que no por eso dejan de preocupar.

Cuando los ingresos no llegan para cubrir todos los gastos, no queda más remedio que acudir a ayudas externas. Uno de los recursos más utilizados son los préstamos rápidos online. Se trata de un producto financiero muy extendido entre la población, que cobró auge con la crisis económica. Ahora lo peor de la recesión ha pasado, pero los créditos online se mantienen como opción preferente para obtener dinero exprés.

El mercado de créditos online es muy amplio. La cifra de empresas que se dedica a este sector ha crecido notablemente, por eso es necesario comparar préstamos antes de decidir. Y, ¿cómo hacerlo?, ¿existe una manera de conocer todas las empresas de crédito online sin necesidad de peregrinar de web en web?

Comparador de préstamos

Los comparadores de préstamos son páginas web especializadas que ahorran tiempo y esfuerzo. Funcionan como un comparador de telefonía o de compañías aéreas, pero con los préstamos personales como objeto de análisis.

El funcionamiento es muy sencillo, porque la persona interesada no ha de hacer prácticamente nada; tan solo prestar atención y decidir. El comparador de préstamos personales recoge los datos de las principales empresas del sector y los expone con claridad ante los ojos del futuro cliente. El usuario podrá conocer el dinero máximo que se ofrece, el tipo de interés que se aplica por día y el plazo autorizado para la devolución del capital.

El mecanismo además suele otorgar una puntuación a cada empresa en función de todas las variables. De esta manera, el consumidor tiene más criterios para elegir. A partir de aquí, la página ofrece la posibilidad de dirigirse directamente a la empresa de su elección para concretar la tramitación del préstamo.

¿Y en qué hay que fijarse?

 Los aspectos que pueden diferenciar una empresa de préstamos de otra son básicamente tres:

  1. Cantidades máximas

Por lo general, los clientes que solicitan un préstamo por primera vez no pueden optar a cantidades demasiado elevadas. El límite suele rondar los 300 €, aunque hay empresas que ofrecen más. Las mejores condiciones se encuentran a partir del segundo préstamo. Cuando el cliente demuestra que es un buen pagador, puede optar a crédito más altos. Las compañías mejor valoradas ofrecen hasta 1.200 €.

  1. Intereses

Este es un factor determinante a la hora de elegir. Las empresas deben indicar con claridad qué porcentaje van a aplicar en concepto de intereses. La cifra que aparece corresponde al porcentaje de interés por cada día de préstamo. A más días, más dinero a devolver, por eso es interesante retornar el préstamo cuanto antes.

  1. Plazos

La mayor parte de empresas obligan a devolver el préstamo en 30 días, pero hay algunas que ofrecen plazos más holgados. En los préstamos repetidos, los plazos suelen ampliarse notablemente.