El camino hacia la transformación digital

[entradilla]En los tiempos de antaño y con la palabra antaño me refiero a hace unos 10 o 15 años,  ¿poco tiempo? Puede ser, pero en los últimos años la evolución  que ha  sufrido el mundo del mercadeo, ventas y demás, ha sido muy rápida y asombrosa y se ha logrado de una manera eficaz para  que en términos de tecnología, comunicación y publicidad entre otros,  las fronteras no existan[entradillaCierre]

El mercadeo ha evolucionado pasando por varias fases, la primera: mercadeo uno a uno: un mercado especializado en las masas, consumidor pasivo, desarrollo de producto sin innovación y sin investigación. La segunda etapa enfocada en el consumidor: satisfacer necesidades del cliente, implementación de tecnologías de la información, preocupación por la diferenciación y posicionamiento corporativo y de producto, relación emocional con el cliente; y la tercera mercadeo basado en tecnología: sin fronteras, consumidor inteligente, producto con innovación, investigación y al alcance del cliente, sin horarios de compra, comunicación personalizada y en tiempo real, mercadeo basado en el ser humano, valores y emociones.

 «Así, las empresas tienen que ser muy esquizofrénico. Por un lado, tienen que mantener la continuidad de la estrategia. Pero también tienen que ser bueno en la mejora continua.»

Michael Porter

Esta tercera etapa no solo ha ayudado a las empresas a captar más clientes,  aumentar sus ventas, a posicionarse en la mente del consumidor y volverse su marca favorita, sino que también trajo consigo un término que ahora es muy utilizado y necesario para el mundo empresarial y es la transformación digital; éste a menudo se confunde con la necesidad de estar en la web, buscadores etc. Genis  Roca, presidente de la firma RocaSalvatella lo señala en el artículo de la página web Portafolio.co, como un cambio en la naturaleza de productos y servicios de las empresas tradicionales. La conjugación de los productos físicos con los servicios digitales. Una oportunidad que es más de gestión empresarial en donde todos los procesos deben estar integrados.

transformación digital

Así pues, las empresas deben comprender que no solo la presencia en buscadores  es importante, se debe implementar un plan de gestión en donde todos los implicados estén involucrados en su proceso de trasformación digital, crear conciencia de capacitación constante en las herramientas digitales para sacar el mayor provecho a la hora de implementarlas.

Y es en la implementación de las herramientas digitales en donde se  debe poner mucha atención en esta era de transformación digital, ya que éstas, deben estar enfocadas con base en  los objetivos y valores corporativos siendo comunicada de manera clara y sencilla para un mayor entendimiento y captación de clientes.

Así mismo, cabe anotar que como resultado de las acciones puestas en marcha con estas herramientas, no solo se obtienen ventas, se obtiene algo aún más valioso, datos que deben brindar información y conocimiento sobre los clientes, el cómo se aprovechen es otro reto para los empresarios; sacarles provecho va más allá del acaparamiento de miles de datos, que por sí solos no dicen nada, los datos deben ser analizados , procesados y entendidos dentro de los objetivos corporativos que se persiguen, como, por ejemplo: el comportamiento de compra del cliente, su permanencia en los diferentes portales virtuales de la empresa, sus preferencias a la hora de comprar…, para así poder ofertar productos similares que pueden servir como complemento de lo que ya compro, el por qué del abandono del carrito de compras si es que lo hay y lo más importante entender sus necesidades para así poder obtener su lealtad.

No hay duda que el que manda la parada es el consumidor y por ende se debe hacer todo lo necesario para lograr tener una relación efectiva y cercana con el cliente, pero esto no será posible si al interior de las empresas no se entiende  que la transformación digital va de adentro hacia afuera y que cualquier inconveniente es una excusa para el abandono de la compra.

Ángela Sánchez