Cómo beneficia el Big Data a las pequeñas empresas

Cómo beneficia el Big Data a las pequeñas empresas

En numerosas ocasiones, los conceptos vinculados  al desarrollo tecnológico parecen extraídos de la ciencia ficción. Siglas, acrónimos, anglicismos… una extraña terminología aparece ante nuestros ojos sin que acabemos de entender su significado y su posible relación con nuestra vida diaria. Sin embargo, esos conceptos abstractos son más cercanos a nosotros de lo que imaginamos. Un ejemplo es el Big Data

Cuando hablamos de Big Data pensamos en una gran acumulación de datos, y realmente es así. El Big Data hace referencia a ese enorme conjunto de datos de distintas procedencias que no puede organizarse ni estructurase mediante las clásicas bases de datos. El error está en pensar que el Big Data atañe exclusivamente a las grandes corporaciones. Nada más lejos; las pequeñas y medianas empresas también pueden beneficiarse de la analítica de datos.

Fuente: Sage España

Cómo implementar el Big Data en una empresa pequeña

La clave está en conocer el potencial de esta gestión de los datos y poder analizar los resultados para crear nuevas estrategias de negocio. Los elementos con que trabaja el Big Data proceden de muchas fuentes y todas aportan una información muy valiosa de cara a la elaboración de estrategias de mercado. Hablamos de todos los datos (estructurados y no estructurados) que pueden obtenerse a través de las nuevas tecnologías, como el comportamiento en redes sociales (likes o comentarios), archivos de audio, respuesta a formularios, archivos log etc.

El desarrollo de las estrategias de Big Data en las empresas exige la incorporación de un software especializado que permita recopilar y analizar los datos para ofrecer estrategias de trabajo eficaces. Hoy en día, la respuesta está en nube. Las empresas de gestión y contabilidad online permiten implementar y desarrollar el Big Data sin necesidad de grandes inversiones y con el apoyo de equipos profesionales en cualquier momento y en cualquier lugar.

El Big Data en las pequeñas empresas: algunos ejemplos

La recopilación de datos y su posterior tratamiento permite a las empresas detectar posibles puntos débiles, reorientar estrategias  y localizar nuevas posibilidades de negocio. Se trata de medir las necesidades de los clientes y ofrecerles lo que precisan en cada momento.

  • Sector retail: el ámbito del comercio minorista es uno de los que mejor puede aprovechar la análitica del Big Data. Los datos obtenidos en programas de fidelización de clientes, encuestas de calidad, hábitos de consumo, etc., permiten conocer en profundidad al comprador, prever su comportamiento y adelantarse a sus necesidades futuras.
  • Sector turismo: el perfil de los clientes, junto a las respuestas a las encuestas de satisfacción, los comentarios en páginas de reservas o las imágenes colgadas en internet pueden servir para diseñar nuevas estrategias de marketing y corregir defectos no detectados.
  • Sector salud: al ámbito sanitario acumula un gran volumen de datos, como registros de pacientes, terapias, productos prescritos, etc. El Big Data puede analizar rápidamente toda esa información y ofrecer resultados para mejorar los servicios sanitarios o ampliar mercados potenciales en la industria de la salud.