Las mejores apps para gestionar gastos comunes

Las mejores apps para gestionar gastos comunes

Que la tecnología se ha puesto al servicio del ciudadano es toda una realidad. Tanto es así que a día de hoy se pueden encontrar aplicaciones para, prácticamente, todo lo que uno se pueda imaginar y así la vida resulta, cuanto menos, mucho más cómoda.Como algo casi imprescindible en la mayoría de las personas en la actualidad es el uso del teléfono móvil, no es de extrañar que esta tecnología venga en forma de diferentes app

Ahora mismo empiezan las salidas los fines de semana, los puentes o las primeras vacaciones y, en muchos casos, se hacen con amigos con los que se quieren compartir gastos. He aquí las mejores apps para gestionar gastos comunes.

  • Splitwise. A través de esta aplicación no se pueden llevar a cabo pagos. Es decir que si se le debe dinero a una persona se tendrá que recurrir a otra plataforma para saldarlos, pero Splitwise es muy útil a la hora de hacer cuentas. Lo único que hay que hacer es crear el grupo o los grupos que se vayan a requerir e ir anotando lo que cada persona ha pagado. Después, la propia aplicación se encarga de hacer cuentas y de dar la información de cuánto se le debe a quién.
  • Verse. Es justo el lado opuesto a la anterior app comentada y sirve, perfectamente, como complemento a ésta. En este caso la aplicación está pensada para dos funciones básicas como son las de mandar dinero o la de solicitar dinero. Para poder emplearla sólo hacer falta descargarla, solicitar el servicio desde un terminal europeo (aunque se puede estar en cualquier parte del mundo) y contar con una cuenta o tarjeta de Europa. Además, no hace mucho que Verse decidió incluir un sistema contactless que permite también pagar en tiendas.
  • Twyp. Esta aplicación se hizo muy famosa porque tras ella se encuentra ING Direct y su correspondiente publicidad en los principales medios de comunicación. No por ello hay que desmerecerla, ni mucho menos porque no hace falta ser cliente de esta entidad y lo único que se pide es que a la cuenta que se asocia siempre se la mantenga con valores positivos. Si se cumple con esto sirve para hacer transacciones, solicitar pagos y calcular la cantidad de dinero que debe cada persona. El único ‘pero’ por buscarle alguno es que cuenta con un límite de 1.000 euros en operaciones al año.
  • Appatxas. Sí, sí recuerda al famoso término que uno utiliza cuando un gasto va a ser compartido entre varios y, efectivamente, esa era la idea cuando optaron por este nombre, que a nadie se le olvidara cómo se llama esta aplicación. El problema con esta última es que Kutxabank (la entidad que la desarrolló) la limita a sus clientes. Sino se forma parte de este banco lo que llega es un mensaje informativo con la cantidad que hay que abonar o la que se le va a devolver. Si se está dentro, a través de la misma, se pueden llevar a cabo estas operaciones.