Anuncios de verano: Ejemplos de campañas creativas

El verano es una época que parece poco fructífera en cuanto a creatividad y talento se refiere. La programación televisiva se basa en contenidos reciclados y espacios de tercera.

La cosa no mejora en el cine, donde los estrenos de verano están compuestos, casi por completo, de películas infantiles, sobredosis de acción y cosas poco mejores que los telefilmes que se emiten a medio día en las cadenas generalistas. Y qué decir del panorama musical.

Nada más dañino para la salud mental que escuchar sin parar cualquier selección musical de canciones del verano, por muy virales que sean. Pero hay un ámbito en el que el verano puede ofrezca algunos de sus mejores productos: la publicidad.

Los anuncios en verano saben que su público está a otras cosas, ya sea en la playa o la montaña; y que por ello tiene que concentrar todos sus esfuerzos en ofrecer contenidos más interesantes, originales y creativos, para conseguir que su mensaje llegué a todo el público que se desea.

Los veranos nos han regalado campañas publicitarias de todo tipo:

  • celebrities disfrutando del sol;
  • vídeos musicales que venden ropa de baño;
  • canciones de lo más pegadizas;
  • gags de lo más divertidos;
  • ideas de lo más disparatadas.

¿Cómo conseguir un buen anuncio de verano?

Las agencias de publicidad ponen toda la carne en el asador para lanzar sus anuncios de verano, con el objetivo de conseguir ser el más tarareado, imitado, reproducido, compartido o recordado.

1. Conseguir alguna que otra estrella

Los actores, cantantes, artistas o celebrities sin más, venden y mucho. Además, si los publicistas hacen uso de su imaginación y utilizan a los famosos para hacer algún guiño cómico o un gag divertido, mucho mejor. ¿Quién no recuerda el famoso anuncio de Shandy Cruzcampo con Mónica Naranjo y Mónica Limón?

 

2. Hacer un cortometraje veraniego

 Esta es una modalidad de anuncio de verano que tiene mucho éxito en el ámbito de la moda. Todas las tiendas, marcas y firmas quieren tener su bonito cortometraje, o fashion film como se llaman desde hace poco, en el que vender su colección veraniega.

Ejemplos hay muchos, desde el típico chico vestido de una marca concreta conoce a chica vestida de la misma marca en un lugar paradisíaco, hasta experimentos mucho más innovadores y creativos.

Springfield (2016):


Dior (2014):

3. Conseguir que el público espere tu anuncio

Si hay un claro ejemplo de un esperado anuncio de verano, ese es, sin lugar a dudas, el spot de Estrella Damm. Son al verano lo que Freixenet a la Navidad. Y lo han conseguido a base de recorrer las playas españolas, ir de festivales, casas rurales, a trabajar a el prestigioso El Bulli o a enamorar a Quim Gutiérrez de Dakota Johnson sin tener ni idea de inglés.

Lo han conseguido gracias a una muy buena selección musical y un gran arte a la hora de rodar lo que para todos los españoles serían unas vacaciones perfectas.

Estrella Damm (2014):


 

4. Utilizar música pegadiza

La música es muy importante en un buen anuncio de verano. Los hay que utilizan grandes éxitos musicales, mientras que otros buscan crear un nuevo hit musical veraniego.

Pero, los realmente originales son aquellos que crean letras únicas y divertidas que consiguen que todo el mundo las cante o tararee. Fanta, Amstel o la ONCE han realizado algunos de los anuncios de verano musicales más divertidos.

 

Fanta (2012):

 

5. Proponer algo novedoso

Los anuncios de verano también pueden ser parte de una gran campaña de marketing y publicidad que intente involucrar a los clientes potenciales con la firma, también en verano. Por ejemplo, Ikea consiguió que muchos españoles redecoraran sus terrazas de cara al verano con su genial campaña “Amigos de las terrazas”.

Ikea (2015):


 

6. Mostrar lo mejor del verano

Los anuncios de verano de gran éxito suelen consistir en gente divirtiéndose, disfrutando de sus vacaciones o viviendo experiencias únicas. En definitiva, lo importante es que el público asocie la diversión y el disfrute de las vacaciones a la marca en cuestión, ya sea una bebida, ropa de baño o la Lotería Nacional.

Coca-Cola (2011):


 

7. Ser divertido

Al final, lo más importante es que un anuncio de verano sea entretenido, original, creativo y divertido. Es fundamental que guste a la gente y tenga capacidad de triunfar en la televisión y hacerse viral en Internet.

Cruzcampo Radler (2015):


 

Este es un breve repaso a alguno de los anuncios de verano más originales, creativos y exitosos de los últimos años, aunque vienen a la cabeza muchos otros. ¿Cuál es vuestro anuncio veraniego favorito?