6 claves en fotografía para Ecommerce

Si tenemos claro que una imagen vale más que 100 palabras, pues imagínate cuando esa imagen viene asociada a una intención de compra y queremos que ayude a un consumidor a tomar una decisión para decantarse por un producto o servicio determinado.

Es clave tener identificados los parámetros básicos de como una imagen puede llegar a ser efectiva y conseguir que cumple los criterios y requisitos que permiten que cumpla su función y alcance los objetivos deseados.

Lo primero que tenemos que decidir es si vamos a utilizar una galería de imágenes que permita crear efectos y contrastes que realcen la percepción de los productos con una amplía escala de opciones.

En el mercado hay muchas herramientas de diseño gráfico todo en uno que te ayudan a editar fotos, crear diseños gráficos y hacer collages de fotos online mediante la técnica de arrastrar y colocar para solucionar de forma ágil y rápida todas tus necesidades gráficas.

La importancia de usar una herramienta como está se concentra en el valor añadido que genera y los ahorros de costes y tiempos sobre la fotografía tradicional.

  • Utiliza fondos blancos y huye de la excesiva creatividad; la fotografía clásica, no tiene por qué ser aburrida, por el contrario puede ser más efectiva y atrayente.

El exceso de creatividad, de fondos, de montajes, de escorzos ,…. Puede hacer que se pierda la definición de los que queremos mostrar y que al final sume más el fondo que el producto, desvirtuando la información que necesita recibir el consumidor. Para ello lo mejor es usar un buen editor de imágenes, que es una herramienta gráfica todo en uno que te ayuda a editar fotos, crear diseños gráficos y hacer collages de fotos online mediante técnicas sencillas como arrastrar y colocar para cubrir rápidamente todas tus necesidades gráficas.

El uso de personas es un aspecto fundamental; y aquí radica uno de los factores claves a la hora de tomar decisiones sobre las imágenes que vayas a utilizar, ya que va a asociar tu producto o servicio a un “target” de forma natural y por tanto el consumidor lo va a asociar y tal vez se vea reflejado en él o no.

No es una decisión que se pueda tomar a la ligera ya que influye decisivamente en la posibilidad de compra final, así que analiza bien a quien va dirigido el producto e intenta ser lo más inclusivo en la selección de perfiles personales que asocias a las imágenes.

También es importante, siguiendo la tendencia actual de hacer que todo sea negro, usar soluciones para increíbles fondos negros que contextualizan a los protagonistas, y se encuentran las mejores imágenes de fondo negro. Todos estos fondos de pantalla de fondo negro vienen con sus licencias, lo que le permite usarlos en todo tipo de aplicaciones comerciales sin restricción.

Imagen que contiene foto, flor, viendo, pequeño

Descripción generada automáticamente
  • El uso de composiciones con otros productos; Este es uno de los aspectos más interesantes que se pueden analizar ya que si dispones de la opción de mostrar más de una imagen por ejemplo en una ficha de productos es muy interesante intentar “contextualizar” el mismo dentro de una familia que le de sentido y que permita al comprador tener una asociación de ideas que le haga visualizar mejor la idoneidad del mismo.

También es un aspecto clave para las estrategias de “cross selling” donde esa imagen asociada a sus complementos puede ayudar a aumentar el ticket medio y el número de referencias que finalmente acaban en el carrito de compra.

  • Las composiciones animadas y vídeos; Cada vez más empresas tratan de utilizar herramientas visuales para realzar la percepción de realidad y cercanía de sus productos, utilizando vídeos de producto y fotos 360º, esta tendencia permite explotar muchas posibilidades.

Por ejemplo se pueden usar en fichas de productos, redes sociales o en acciones de emailmarketing personalizadas aumentando el impacto en el destinatario.

Aquí hay un aspecto fundamental de tener en cuenta que es el formato que vamos a usar en ese tratamiento de las imágenes, y sobre que tecnología va a funcionar, ya que el uso de navegadores, dispositivos, versiones, etc… es bastante amplio y nos tenemos que asegurar la compatibilidad con cada uno de ellos especialmente si necesita algún visor especial o el peso y/o tiempo de carga puede ser contraproducente.

  • Equilibrar el valor de la imagen con la necesidad de tener una información detallada del producto o servicio; Tenemos que saber componer toda la información de una manera homogénea y ordenada, donde cada parte de una ficha de producto tiene su peso y hay que conocer el orden que utiliza el consumidor para acceder a la información y que prioridad le da a cada una de ellas.

Por ejemplo en tecnología primero se recurre a conocer las características técnicas y luego la imagen y en moda, a la inversa, primero se busca la imagen y después los detalles explicativos que acompañan a la misma.

Conocer muy bien a tu usuario te hará poder impactarle de la mejor manera cumpliendo con los principios básicos de la armonía a la hora de presentar la información.

Estas 6 pautas pueden servir de consejos preliminares a la hora de enfocar tu estrategia de imágenes y decidir si optas por una producción propia, normalmente mucho más costosa y arriesgada, o recurres a bancos de imágenes y herramientas de edición de las mismas que te van a permitir utilizar muchos más recursos y estar más cerca de acertar en lo que, basándote en la experiencia de muchos profesionales que hay detrás, tu consumidor va a buscar cuando se acerca a tu producto.