5 cosas que siempre debe chequear antes de comprometerse con un alojamiento online

En un mundo cada vez más hiperconectado, en donde todo tiende a la digitalización y al universo online, contar con un buen servicio de hosting puede marcar la diferencia entre su emprendimiento y la competencia.

Las grandes marcas mundiales, por ejemplo, suelen priorizar este factor antes que otros como el diseño, ya que es una pieza clave tanto para la reputación como para la prosperidad económica de cualquier tipo de proyecto. En la siguiente nota, te comentaremos 5 cosas que debes saber antes de contratar cualquier servicio.

Si alguien nos hubiera preguntado si imaginábamos al mundo en materia de tecnología que habitamos, hace unas décadas, no hubiéramos creído que diversos progresos pudieran realizarse de manera tan veloz. Hoy en día, con un par de clics, puedes acceder a la  base de datos infinita que es la web, ya sea para encontrar información, producir contenido o crear tu propio negocio o emprendimiento. En ese sentido, no es casualidad que empresas de informática como Samsung encabecen los ránquines de ganancias año tras año. Detrás de todo ese progreso y mundo web, existe un trabajo invisible: el hosting.

También conocido como alojamiento online, este servicio es clave para cualquier tipo de empresa o proyecto que quiera hacer de Internet su punto fuerte. Ya sea que se trate de un medio de comunicación con publicaciones periódicas o una tienda nube, debes tener siempre tu hosting funcionando a la perfección. Cada minuto que tu página no esté disponible, después de todo, es dinero perdido. Ahora bien, ¿qué 5 cosas debes checar antes de comprometerte a contratar un servicio? A continuación, te contaremos.

1 – Un nivel de UPTIME alto

Como hemos dicho anteriormente, una de las claves para diferenciar un buen servicio de hosting y uno que no lo es, es el uptime (o tiempo online). Si tu sitio presenta caídas constantes, no solo perderás clientes, sino que eso dañará a la imagen y reputación de tu empresa, algo que luego es muy difícil de remontar, sobre todo dentro del competitivo mundo web.  En ese sentido A2 Hosting es uno de los preferidos por su constante atención al cliente y rapidez para resolver desperfectos.

2 – El ancho de banda necesario

Si recién empiezas con tu proyecto, seguramente no necesites una gran cantidad de ancho de banda y espacio en disco durante los inicios. Ahora bien, si sabes que tu sitio será visitado de manera constante, con un alto tráfico, debes asegurarte que el servicio que contrates cuente con la cantidad que necesitas. Por ejemplo, si vas a iniciar un sitio web de noticias virales, Hostinger, es una gran opción, ya que ofrece un ancho de banda y espacio en disco más abundante que otros competidores.

3 – Facilidades para el E-Commerce

Si tu sitio web se caracterizará en vender productos y servicios, debes tener en cuenta que el hosting sea especializado en esa particularidad, ya que no todas las páginas webs son iguales. En esa dirección, podemos recomendar lo que ofrece Fast Comet, ya que cuenta con un servicio ideado para que las ventas se realicen sin inconvenientes ni demoras tanto para la firma como para la empresa.

4 – Flexibilidad para alojar sitios

Si tu emprendimiento tendrá más de una página, no descuides este ítem, ya que luego te resultará más trabajo lidiar con diferentes servicios de hosting. Mientras mayor flexibilidad, mejor será para ti.

5 – Servicio de prueba

Por último, las mejores marcas ofrecen un servicio de prueba que puede serte muy útil, por lo que corre ese pequeño riesgo, así te garantizas que la opción elegida es sin dudas la mejor.