5 aspectos fundamentales de la Ley de Comercio Electrónico

El comercio electrónico es un ámbito de negocio que crece a gran velocidad. Cada vez son más las marcas y empresas que se suman a la venta de sus productos por Internet, además de hacerlo en tienda física.

Pero no solo eso. Cada vez son más las tiendas que nacen directamente para vender a través de la red. Este es un fenómeno que no solo sucede a nivel local, sino que se extiende alrededor de todo el mundo. Por ello, ante la rápida expansión de este modelo de negocio se ha hecho necesario legislar a favor de la seguridad en la red y de las transacciones, de la protección de datos o de la legalidad de los contratos electrónicos, por poner algunos ejemplos de aspectos jurídicos del eCommerce.

Ley de Comercio Electrónico: los elementos más importantes

Para ello está, en España, la Ley de Servicios de la Sociedad de la Información y Comercio Electrónica, encargada de establecer las obligaciones de las empresas en la red, velar por los intereses de los clientes y controlar que todas las normas se cumplan como es debido. Pero, ¿cuáles son los aspectos fundamentales de la Ley de Comercio Electrónico?

1. Aviso Legal

Las empresas de comercio electrónico deben mostrar, en su sitio web, determinada información sobre ellas mismas que debe permanecer allí de forma permanente y fácilmente accesible. Entre la información que la Ley de Comercio Electrónico obliga a las empresas a hacer pública se encuentran:

  • Su nombre
  • El domicilio social de la empresa
  • La dirección de correo electrónico
  • Su Número de Identificación Fiscal (NIF)
  • Los datos de inscripción en el Registro Mercantil
  • Alguna información extra dependiendo de qué productos o servicios ofrezca

 

2. Obligaciones de las empresas

La empresa que ofrece sus productos o servicios a los clientes en la Red está obligada, según la Ley de Comercio Electrónico, a informar a los usuarios a cerca de todos los trámites que se seguirán en el proceso de compra o contratación.

Del mismo modo, el proveedor está obligado a informar acerca del archivo del documento electrónico resultante del proceso de compra o contratación o la lengua en la que se puede llevar a cabo este proceso, por ejemplo.

Pero las obligaciones de la empresa no finalizan cuando lo hace la transacción comercial. La Ley de Comercio Electrónico estipula que es necesario informar al cliente, mediante un acuse de recibo, que la transacción se ha realizado con éxito.

3. Derechos de los Consumidores

La Ley de Comercio Electrónico avanza hacia la protección de los derechos de los consumidores de forma muy acertada. La norma fija desde el derecho de los usuarios a que la información que reciben a cerca de un producto o servicio sea veraz y completa, hasta el derecho a recibir un presupuesto previo a la transacción. Otros de los derechos que se estipulan alrededor del comercio electrónico son:

  • El derecho a recibir una copia del contrato o una factura de la compra
  • El derecho a obtener una garantía sobre los bienes comprados
  • El derecho a disponer de un servicio técnico
  • El derecho a que los productos superen los controles de calidad y seguridad que la legislación española y europea contemplan

 

4. Protección de datos

Otro de los derechos básicos de cualquier usuario o consumidor es que se respeten y protejan sus datos personales. Por ello, y para ello, cualquier persona deberá dar su consentimiento para la recolección de estos datos personales. Pero además, según la Ley de Comercio Electrónico, para expresar su autorización se deberá informar previamente al usuario de por qué, para qué, cómo y por quién van a ser recogidos, tratados, filtrados y utilizados sus datos personales, especialmente si esa información pasará, posteriormente, a manos de terceros.

ley comercio electrónico

5. Envío de comunicaciones comerciales

Tampoco se podrá, sin consentimiento expreso del usuario, enviar comunicaciones comerciales, ya sean en forma de publicidad, promociones o cualquier otro tipo de mensaje. Estas comunicaciones, según la Ley de Comercio Exterior, además de ser plenamente identificables como comerciales, sin posibilidad de que pueda inducir a error, deben proteger,  también, los datos de sus destinatarios.

Este es un breve repaso a algunos de los puntos más importantes que establece la Ley de Comercio Electrónico a la hora de regular el eCommerce, aunque este modelo de negocio también se ve afectado por otras normas que afectan a espacios como la propiedad intelectual e industrial, por ejemplo. Si quieres más información sobre las últimas novedades en materia de eCommerce, visita nuestra web.

2 Comentarios

Comments are closed.