Los puntos de conveniencia y la eficacia en la entrega

Los puntos de conveniencia y la eficacia en la entrega

El comercio electrónico en España está en un momento dulce, según la mayoría de las estimaciones al cierre de 2018 habría superado los 40.000 millones de euros de facturación lo que supondría un hito en la evolución del mismo y un claro síntoma de que la madurez del mismo todavía está por llegar ya que nuevos jugadores se siguen incorporando al mercado y gran parte de los grandes retailers nacionales siguen anunciando importantes inversiones en este sector.

Como parte fundamental de este crecimiento se ha unido la mejora en los procesos logísticos que van asociados al comercio electrónico y especialmente todos aquellos flujos que tienen relación con el consumidor final.

A la habitual presión que ya existía sobre las entregas en cada vez menos tiempos se ha sumado la importancia en mejorar los ratios de eficiencia en las entregas, es decir que las entregas efectivas que se producen al primer intento vayan aumentando su porcentaje con respecto al total de las operaciones.

Para ello hay diversos avances que han ido mejorando la información entre el transportista y el destinatario como todos los avances en trazabilidad y sobre todo los avisos previos a la entrega.

Otros avances han venido por el aumento en almacenes (lockers) para el depósito de productos que se están generalizando en muchos edificios tanto residenciales como empresariales.

Aunque hay uno de ellos que sin duda es el que más está facilitando la entrega efectiva que es el aumento en la red de puntos de conveniencia, es decir, aquellos establecimientos que teniendo una actividad principal diferente sirven a su vez de espacios de entrega de pedidos realizados por comercio electrónico y en algunos casos incluso de puntos de entrega de devoluciones.

Copisterías, gasolineras, kioskos de prensa, estancos….se están sumando a esta parte de la revolución digital con modelos que les permiten aumentar su facturación e impulsar la venta cruzada con clientes nuevos que han llegado al establecimiento gracias a está segunda funcionalidad del mismos.

Como ejemplo una de las redes más extendidas en España es la de Celeritas que alcanza más de 2.900 puntos incluidas las Islas Canarias y Portugal.

Ya sabemos que la entrega es una parte esencial de la denominada “experiencia de compra” y que la conciencia para dar importancia a la logística en su conjunto es cada vez mayor y el grado de aumento en la profesionalización del sector se refleja en que cada vez más mejora la percepción del mismo a ojo de los retailers.