Cómo no perder productividad en verano

Cómo no perder productividad en verano

El verano ha llegado y nuestras cabezas están pensando más en las vacaciones que en el trabajo diario. El calor producido por la subida de las temperaturas y el cansancio que origina disminuyen la productividad hasta en un 20%, según últimos estudios. ¿Qué hacer entonces para no perder el ritmo de producción en esta época estival?

“Cuanto más eficiente sea cada día en la oficina, estudio o sitio de trabajo, más fácil y más gratificante será alejarse cuando llegue el momento. Todo se puede reconducir tan sólo aplicando ciertos hábitos”, explica Tomás Santoro, CEO de SumaCRM, que propone siete consejos para que la productividad no caiga este julio y agosto:

Establece la jornada intensiva

Este tipo de horario permite un menor desgaste físico y psicológico. Una jornada reducida permite dedicar el resto del día a actividades personales, familiares, de ocio, deportivas, etc., lo que facilita la desconexión y disminuye el estrés, gran enemigo de la productividad.

Completa una tarea importante cada día a primera hora

Una buena idea es poner acciones con metas para cumplir los objetivos. Al igual que tenemos planificadas las vacaciones y los días libres, es importante que a primera hora de la mañana y antes de revisar el correo o leer las noticias se complete la tarea más importante de la jornada. Una investigación muestra que el progreso genera más motivación que cualquier otra cosa.

Adapta tu agenda al calendario estival

Los meses de verano implican que las personas toman más tiempo libre y gestionan sus reuniones o llamadas en función a ello. Cuando necesites la ayuda o la implicación de alguien para avanzar en un proyecto o tarea, establece en tu organización uno o dos días de margen de respuesta para evitar la frustración por si esa persona no está disponible en esa fecha. Así evitarás quemar tus ganas de avanzar y tu motivación. Por otro lado, es importante comunicar los planes a los compañeros para que las tareas no se acumulen cuando llegue la hora de disfrutar del merecido descanso.

Prioriza la lista de tareas y lucha contra la procastinación

Tim Pychyl, profesor de psicología y autor de ‘Solving the Procrastination Puzzle’, asegura que reconocer que “una tarea desagradable o difícil no se hará mágicamente más agradable mañana”, lo que debería motivarnos a hacerlo ahora. Establece una lista de prioridades y recuerde que lo que ponga en la parte inferior es menos importante.

Haz una lista con las tareas ‘robatiempo’

Revisamos nuestro teléfono hasta 150 veces al día y miramos nuestro correo otro tanto. Eso implica mucho tiempo que desperdiciamos y no estamos trabajando. Por ello, es necesario que las incluyas en tu programación. Cuando actuamos de una forma más racional, podremos controlar la mayoría de los impulsos ahorrando tiempo.

Aprovecha para organizar tu lugar de trabajo

La bajada de volumen de trabajo en verano es una oportunidad para clasificar los papeles que inundan el escritorio, la bandeja de entrada del correo y hasta los documentos que almacenamos en el servidor. Establecer un orden y trabajar de forma cómoda sin distracciones es posible creando un ambiente positivo.

Haz planes en equipo

Una caña o unas tapas el viernes puede ser exactamente lo que el equipo necesite para desconectar en estas fechas. Una cita informal como ésta, puede aportar una motivación extra para acabar la semana y afrontar la próxima con energía.

Si estos consejos se te han quedado insuficientes, desde SumaCRM aconsejan aprovechar el verano para mejorar la productividad de tu empresa probando la herramienta SumaCRM.com, que sirve para la gestión de clientes por lo que ayuda a ahorrar tiempo y dinero, incrementa los beneficios y hace que los trabajadores sean más productivos.



Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here