Cuál es tu objetivo a la hora de montar un eCommerce

[entradilla]La meta de cualquier empresa, sea o no una tienda online, es vender. Es la respuesta más obvia pero también la más desafortunada porque si todos los negocios buscan lo mismo, qué le importa al consumidor comprar en uno o en otro o qué diferencia hay. Por lo tanto, volvamos a la pregunta del titular y veamos cómo averiguar cuáles son los objetivos de tu eCommerce.[entradillaCierre]

Objetivos en la estrategia de un eCommerce
Caminar sin rumbo está bien en la faceta personal, a la hora de relajarse. Sin embargo, cuando una empresa desconoce cuáles son sus metas, todo a su alrededor se resiente. No sabrá comunicar, tampoco a quién dirigirse y cómo, la publicidad apuntará a direcciones incluso contrarias, hoy decidirá una cosa y mañana otra diferente, los departamentos comerciales y de marketing no podrán hacer su trabajo, el diseño y la imagen no tendrán nada que ver,… es decir, el caos, la percepción negativa por parte del consumidor y, a medio plazo, la quiebra del negocio.

Lo primero es señalar que deben existir varios objetivos. Está el general de la empresa, que es la razón que la ha visto nacer. Lo normal es que se trate de cubrir una necesidad que o bien nadie había descubierto o bien estaba poco o mal explotada. Suele tratarse de pequeños huecos en el mercado y coincidir con las habilidades del fundador.

A este respecto, Alejandro Capparelli escribió un artículo en Ciudadano 2.0 reivindicando el autoconocimiento como el mejor camino para emprender. Tienes que empezar por preguntarte cuáles son tus verdaderas pasiones, qué es lo que consigue que te levantes por la mañana con ganas de afrontar el día, qué es aquello en lo que te sumerges de tal forma que no te das cuenta ni de la hora en la que estás. Ahora solo queda por saber qué buscas conseguir con tu negocio para cerrar lo que sería el objetivo principal de tu eCommerce.

Asimismo, es conveniente realizar un DAFO personal y profesional. Son las siglas de Debilidades, Amenazas, Fortalezas y Oportunidades. El listado que saques de una buena reflexión sobre estos cuatro puntos servirá para conocer muy bien cómo es la propia empresa y también el sector en el que se desenvuelve. Permitirá, además, encontrar las mínimas diferencias que existen con los competidores y aprovecharlas a la hora de situarte en el mercado.

Una vez establecido, hay que planificar la forma de llegar al objetivo, las etapas que serán necesarias para alcanzarlo. Se trata de pequeñas metas que deben cumplir con las siglas SMART, esto es, ser específicos, medibles, alcanzables, realistas y acotados en el tiempo. No valdría entonces decidir que el fin es lograr más ventas, ¿cuántas? ¿En qué periodo? ¿De todos los productos o de alguno en particular? Y, como hemos visto, es un planteamiento erróneo.

Tampoco valdría decidir que el objetivo es que tres influenciadores del sector escriban en su blog alabanzas sobre el eCommerce durante su primer mes de vida. Es algo difícil de medir (qué efecto tendría para el desarrollo de la tienda), de alcanzar, de controlar y es poco realista, aunque esté acotado en el tiempo y sea específico.

Un ejemplo correcto es plantear que el 15% de las personas que lleguen a la web del negocio durante el primer semestre de funcionamiento, dejen su dirección de correo electrónico para recibir una newsletter con novedades e información de interés. Como se ve, no es un objetivo complejo con el desarrollo de una buena landing page, por lo tanto, es alcanzable, tiene un plazo para su cumplimiento, se puede medir con facilidad y es específico. Además, supone una ventaja real para la tienda online porque tiene los datos de posibles compradores y está construyendo una comunidad a su alrededor.

Pregunas para encontrar objetivos eCommerce

La parte de la medición es muy importante porque asegura que se transita por el camino correcto. De ahí que haya que establecer las fórmulas precisas para confirmarlo. En el ejemplo anterior se cogerían las cifras del tráfico web que ofrece Google Analytics y se verían las conversiones con el número de correos recogidos durante esos seis meses. Es decir, hay que decidir a priori qué tipo de estadística se va a necesitar.

Los objetivos pueden ser muy variados y dependerán del principal: incrementar las ventas en un X% con la campaña de rebajas, enlaces desde otras webs al eCommerce, registros cumplimentados, votos en unos premios, bajar el número de incidencias en las entregas, reducir el ciclo de compra, conseguir tantos comentarios positivos en los productos, vender los stocks almacenados de ropa de la anterior temporada, etc. Pero siempre teniendo en cuenta las siglas SMART.

Para ir cumpliendo con el plan previsto, el eCommerce ha de emplear todo lo que esté a su alcance y así conseguir cada objetivo que aparezca en él. Las etapas que va quemando le irán acercando a los objetivos de tu eCommerce.

 [sc:firmaRubio]

1 Comentario

Comments are closed.