Cómo gestionar la logística inversa sin arruinarse

Cómo gestionar la logística inversa sin arruinarse

Ya nadie duda de que el comercio electrónico se ha consolidado como una sólida actividad económica con unas expectativas de crecimiento elevadas

Según el último informe de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC), el año pasado el sector del eCommerce sobrepasó los 24 mil millones de euros de facturación en España, lo que supone un 20,8% más que en 2015. En un mercado cada vez más maduro, el último paso para lograr el éxito pasa por una gestión eficiente de las devoluciones.

El ideal de cualquier comercio sería satisfacer las expectativas del cliente de tal manera que se lograra minimizar, o incluso eliminar, la logística inversa. Sin embargo, existen variables tanto externas como internas que impiden el cumplimiento de esta máxima. En este punto, entra en juego la capacidad de la empresa de optimizar los procesos de devolución de artículos. Combinar la experiencia de cliente con la rentabilidad del servicio supone el principal reto a la hora de administrar la logística inversa, lo que convierte a las devoluciones en uno de los puntos débiles del comercio electrónico.

De cara al consumidor, la gestión del flujo inverso de las mercancías se ha convertido en un factor determinante a la hora de elegir un ecommerce u otro. Por su parte, para las empresas supone tanto un valor diferencial como un elemento de fidelización que hará oscilar la balanza de la ventaja competitiva hacia uno y otro lado. Asimismo, optimizar la logística inversa no solo tiene como beneficio colateral una mejora del servicio, sino también una nada desdeñable disminución de costes.

Una estrategia efectiva de logística inversa debe partir de la base de que la equidad entre las facilidades y condiciones que disfruta el usuario en el servicio de entrega y en el de devolución. Esto requiere contar con unos recursos que permitan gestionar las devoluciones y dar respuesta a las demandas del cliente. Otros dos requisitos son la transparencia y la seguridad del proceso de manera que tanto el comprador como el vendedor estén siempre informados del estado de la devolución y la localización del producto.

Una sola plataforma que integre todo el ciclo

Llevar a cabo una gestión integral de toda la actividad comercial garantiza una distribución, tanto directa como inversa, más rápida y eficaz al tiempo que permite ofrecer a los compradores las herramientas necesarias para que puedan llevar a cabo las devoluciones de sus pedidos de forma veloz y flexible. Así perciben un valor añadido en el servicio que mejora la experiencia de compra.

La estrategia debe consistir en un manejo centralizado de todos los pedidos provenientes de diferentes canales. Disponer de la información necesaria, actualizada y accesible desde cualquier dispositivo facilita una toma de decisiones más ágiles sobre cómo gestionar las peticiones de devolución y reutilizar los productos devueltos, así como un seguimiento bidirecional de los pedidos desde la tienda online al consumidor y viceversa.

En definitiva, el comercio por internet ha traído consigo una serie de exigencias en el servicio en términos de rapidez, seguridad e información que hace indispensable disponer de una buena solución para la gestión logística. El mercado de los sistemas ERP está evolucionando para ofrecer herramientas cada vez más completas y potentes que permitan a las empresas cubrir todas estas necesidades.



Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here