La importancia de la caja

La importancia de la caja

Las apariencias si importan y mucho cuando estamos hablando de comercio electrónico. Si en muchas ocasiones nos hemos referido a los momentos claves durante el proceso de captación, rememorando el famoso funnel de venta, lo que cobra un valor estratégico fundamental para cualquier negocio es cuidar la experiencia de cliente en el momento en que el ansiado pedido llega a sus manos

Es fundamental el cómo llega y el quién lo trae, ya que ambos aspectos están directamente interrelacionados. Como responsables de un negocio de eCommerce, si vamos a enviar mercancías con un cierto volumen, tenemos que conocer todo lo que puede aportar una caja de embalaje. Desde lo que va a suponer en el proceso de transporte, su resistencia y sus costes, a la apariencia que ésta tenga cuando llegue al receptor y sea lo primero que vea de nuestro producto.

En estas semanas estamos viendo un famoso anuncio donde un padre vende un castillo de juguete porque su hija prefirió la caja elegida para el envío postal al propio regalo en sí mismo. Sin llegar a tanto, quién no valora la bolsa de una importante marca de moda o el envoltorio de un perfume como parte del mismo producto.

Qué opciones tenemos, qué criterios son los que hay que aplicar al elegir, en qué medida debemos valorar su precio como parte del producto, qué normativas debe cumplir, cómo podemos usar esta caja para envío postal como parte de la imagen de la empresa,… Son algunos aspectos a preguntarse.

Tenemos la opción de crear historias alrededor del embalaje para que forme parte de la historia como hacer una acción de marketing promocional donde incentivar a los destinatarios, a nuestros clientes, a practicar el famoso “unboxing” y posteriormente a publicarlo y compartirlo en redes sociales asociando este proceso a un incentivo donde el cliente se vea recompensado gracias a hacernos un buen trabajo de marketing.

También podemos usar el embalaje de nuestros productos para hablar y mucho de la filosofía de la empresa, usando materiales reciclados, ecológicos o que aporten un compromiso con el medio ambiente y la sostenibilidad del planeta. Este es un aspecto que, cada vez más, importa mucho a los consumidores y que ayuda a marcar la diferencia entre unas marcas y otras. El tener una narrativa coherente entre lo que una marca busca y lo que preocupa a sus consumidores, más allá de la simple transacción de productos, es muy importante y hace que esa identificación sirva para crear alianzas emocionales que permitan la repetición de compra y la fidelización de clientes.

Por tanto, pensemos en qué vendemos y en cómo lo vendemos pero, sobre todo, pongamos el foco en nuestro cliente y en qué ha comprado y cómo lo va a recibir. Si superamos sus expectativas desde el momento en que recibe el pedido tendremos mucho ganado para que pase de ser un simple comprador a considerarle un cliente, con todo lo que ello supone.

De nosotros depende y por eso se creó la frase “La vida es como una caja de bombones, nunca sabes lo que te va a tocar”. La caja importa.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here