Cómo evitar ser víctima de los bulos de Internet

Cómo evitar ser víctima de los bulos de Internet

Controlar los bulos y las falsas informaciones sigue siendo una lacra en el uso de Internet y uno de sus mayores enemigos. Cualquier tragedia o acontecimiento provoca que las redes sociales y los grupos de mensajería se comiencen a llenar de información

Somos sometidos a un aluvión de imágenes y de mensajes que nos hacen adoptar una posición de escepticismo y que nos hacen dudar. ¿Te suena la situación? Seguro que sí.

Según un estudio realizado por la plataforma www.comunicamaspormenos.com, el 44% de los españoles recibe entre uno y cinco bulos por Internet a la semana; y lo que es peor, que el 31% de los usuarios admite que da credibilidad a estas noticias falsas. El 97% de los entrevistados asegura haber recibido en alguna ocasión una cadena de correos anónimos con información alarmista sobre un servicio o producto y con la petición de ser reenviado…

A todos nos ha pasado más de una vez y lo cierto es que comprobar la veracidad de lo que nos llega es muy complicado. Y es que en el mundo hiperconectado en el que vivimos la inmediatez informativa es ya una necesidad para todos, pero el riesgo de encontrarnos con noticias falsas o rumores está más presente que nunca.

‘Me han dicho que a partir de mañana no se va a poder aparcar ahí’ es una frase que nos pueden decir perfectamente tomando un café, pero a no ser que busquemos a propósito si es una advertencia del Ayuntamiento o la Policía local, nunca podremos estar seguros de que sea cierto. Por eso, siempre es recomendable acudir a las fuentes oficiales. Así lo afirman desde TokApp, una aplicación a través de la que podemos recibir directamente en nuestro teléfono móvil los avisos de nuestro Ayuntamiento, colegio o comunidad teniendo tan solo la aplicación instalada.

En nuestro caso si ocurre algo extraordinario, ya sea una gran nevada, una manifestación que ocupa la calle que no permite aparcar o una situación de emergencia, a través de TokApp estamos seguros de que los avisos le van a llegar a las personas interesadas, siendo esto mucho más eficiente que esperar a la emisión de los informativos o buscar información en las redes sociales, que no todo el mundo tiene o ve a tiempo”, explica Edelmiro Justo, director de negocio de TokApp.

Pero, ¿cuáles son las pistas que nos avisan de que estamos ante una información falsa? Desde TokApp advierten que su fuente suele ser anónima, pero siempre hace referencia una supuesta fuente de confianza (Policía Nacional, Guardia Civil…); así como la mayoría de mensajes suelen estar redactados de forma atemporal y en un castellano neutro para facilitar su difusión en otros países de habla hispana.

Además, desde la compañía gallega señalan que algunas informaciones introducen datos veraces para dar cierta rigurosidad a la información e intentar generar las mínimas sospechas posibles; mientras que suelen tratar temas relacionados con la salud y la alimentación, la tecnología y la economía.

Y si nos surge la duda sobre su veracidad, se recomienda comprobar esa información con fuentes oficiales o utilizar plataformas que dependan directamente de ellas. “No sólo es la manera más fácil de comprobar la veracidad de un aviso tremendista que acaba de recibir, sino que a la vez sirve de alerta a estas instituciones que en caso de ser necesario actuarán rápidamente para desmentirlo”, explican desde TokApp.



1 Comentario

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here