El cuidado de la salud está en auge en China

El cuidado de la salud está en auge en China

El cuidado de la salud se ha convertido en uno de los grandes nichos de mercado para fabricantes y startups del país. Según fuentes de China Internet Watch, el mercado del cuidado personal alcanzó los casi 207 mil millones de RMB (unos 30 mil millones de EUR)  en el primer semestre del año 2015.

El incidente Sanlu, un suceso acaecido en 2008, por el que se descubrió la adulteración con melamina en la leche en polvo para bebés, terminó por sensibilizar a la sociedad china acerca de la importancia de escoger productos verificados y de calidad en determinados ámbitos de consumo como los son aquellos artículos asociados a la maternidad. Este incidente demostró que los chinos estaban dispuestos a pagar más por obtener productos de calidad. Por consiguiente, fabricantes internacionales llevan beneficiándose de esta oportunidad durante estos últimos años. Por ejemplo, el volumen de ventas de leche en polvo en China durante el 2013 alcanzó el 20% de las transacciones de este producto a nivel mundial (aunque actualmente se ha moderado su crecimiento).

El cuidado por la salud se ha convertido en un gran tema nacional. El pasado diciembre las autoridades municipales de la capital declararon la alerta roja durante dos días debido a los altos niveles de polución. Como resultado, colegios y fábricas suspendieron temporalmente su actividad y el tráfico fue drásticamente restringido. El empeoramiento de la calidad del aire en los núcleos urbanos y su impacto en la economía, el turismo y la agricultura han estimulado políticas verdes que el gobierno lleva años tomándose muy en serio y que se dirigen a la protección medioambiental y la implementación de energías menos contaminantes.

Los ciudadanos chinos están decididos a no escatimar en crear entornos óptimos para la habitabilidad dentro de sus hogares y lugares de trabajo. El control de la alimentación y la protección contra la polución, por tanto, centralizan esta preocupación y abren oportunidades de negocio que se proyectan en la compra online.

Determinados artículos han pasado en poco tiempo a ser indispensables. Las mascarillas, allí llamadas kouzhao, han sido, sin duda, uno de los productos estrella del  pasado invierno. Por un módico precio, y con infinitos diseños y colores, se pueden adquirir en Taobao, que ha vendido millones de ellas en  su portal.  Pero también se comparan y adquieren humidificadores, botellas de oxígeno (el caso más conocido el de la canadiense Vitality Air), medidores, y en el ámbito de la alimentación, suplementos vitamínicos y minerales, miel y otros.

Este cuidado por la salud y el bienestar empieza a derivar en un auténtico fervor entre los jóvenes. Los gimnasios empiezan a multiplicarse, los establecimientos de comida sana reciben a más concienciados día a día y  la tecnología ponible (pulseras, relojes, apps) está popularizando y gamificando los hábitos de vida saludables al mismo tiempo que aporta registros acerca del sueño, el ritmo cardíaco o la presión sanguínea de los usuarios.

El desarrollo tecnológico está invirtiendo claramente en este campo. La mejora de la tecnología en la predicción de la calidad del aire es, por ejemplo, uno de los campos de trabajo que más han agradecido los chinos. Microsoft, en este sentido, ha creado Urban Air, un website y app, que da una predicción 48 horas del estado de la contaminación en el aire de las principales urbes chinas.

En el entorno de la salud, existen centenares de apps que nutren una de las industrias más punteras del eCommerce en China, el mHealth. Desde servicios básicos como la atención primaria u hospitalaria (DXY, Ping’an Hao Yisheng, Chunyu Yisheng), muy útiles si se piensa en pacientes de zonas rurales, hasta apps con una necesidad tan concreta como Dayima o Xixiaoyu que son capaces de predecir los ciclos de la regla basándose en patrones del historial de la usuaria y ofrece consejos para mitigar los dolores menstruales.

Imagen de la sección de descarga de la app ‘Ping’An Hao Yisheng’ de Wandoujia, el principal market de apps para Android en China.
Imagen de la sección de descarga de la app ‘Ping’An Hao Yisheng’ de Wandoujia, el principal market de apps para Android en China.

 

El 30% de los usuarios chinos de móviles o tablets utilizan regularmente alguna app para controlar sus niveles de actividad y de la salud así como uno de cada diez utiliza algún dispositivo con tecnología ponible o wearable. Según Janet Wang, responsable de Tmall International, plataforma de compra online de productos internacional en China, los productos más demandados son aquellos asociados con la salud de los bebés y las madres y con el cuidado personal.

Todos los indicadores nos dicen que tenemos que seguir atentos a la explosión de este mercado en el gigante asiático.

David Vega de Navacerrada – eCommerce Business Development Manager Spain en Dhgate.com y Dhport.com


Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here