Colombia empieza a utilizar la Facturación Electrónica

Colombia empieza a utilizar la Facturación Electrónica

El pasado 16 de abril, el Ministerio de Hacienda, anunció el lanzamiento de la facturación electrónica en Colombia con un plan piloto en el cual participan 58 empresas de diferentes sectores de manera voluntaria

El Gobierno espera que la masificación llegue rápidamente, permitiendo un mayor control tributario, la meta es bajar el porcentaje de evasión del pago del Impuesto al Valor Agregado que en el momento alcanza el 22% a por lo menos la mitad.

Se inicia entonces la era del nuevo modelo de facturación electrónica mediante un plan piloto en el que 58 empresas representativas de diferentes sectores de la economía participan de manera voluntaria con el objetivo de probar los diferentes aspectos del modelo, tales como las condiciones de expedición, la interoperabilidad, las condiciones técnicas, entre otros, de tal manera que se puedan identificar, valorar y aminorar los riesgos que surjan de los procesos del sistema de facturación.

En Colombia llevamos un largo camino hacia la facturación electrónica, desde que en 1995 se dieran los primeros pasos, pero aún persiste el desconocimiento o confusión sobre lo que esta es, muchos presumen que se trata de una factura tradicional que se ha escaneado y es entregada en formatos como .jpg o .PDF, como cita Enrique Cabrera de la empresa Signature South Consulting Colombia S.A, una de las 58 empresas que participan en el plan piloto, en su artículo Potencialice su negocio con la verdadera factura electrónica. Por tanto, la primera fase del plan de implementación consiste en la divulgación, aclarar las dudas persistentes y que tanto empresas como compradores sepan de qué se trata, además de qué características debe cumplir y cómo se utilizará.

Para contextualizarnos, recogemos la definición que trae el decreto 2242 de 2015 al respecto: “Factura electrónica: el documento que soporta transacciones de venta bienes y/o servicios y que operativamente tiene lugar a través de sistemas computacionales y/o soluciones informáticas que permiten el cumplimiento de las características y condiciones que se presente en relación con la expedición, recibo, rechazo y conservación. La expedición de la factura electrónica comprende la generación por el obligado a facturar y su entrega al adquirente”.

Para ser vigente, la factura electrónica deberá cumplir con una serie de condiciones:

  1. La factura electrónica deberá cumplir en esencia con los mismos requisitos de las facturas de venta convencionales establecidos en el Estatuto Tributario en su artículo 617.
  2. Siempre deberá incluirse el tipo y número de documento de identidad del adquiriente.
  3. Deberá utilizar el formato estándar estableció la DIAN
  4. Llevar la numeración consecutiva autorizada.
  5. Incluir firma digital o electrónica como elemento para garantizar autenticidad e integridad de la factura electrónica desde su expedición hasta su conservación.
  6. Incluir el Código Único de Factura Electrónica.

La factura electrónica supone beneficios no solo en materia de control fiscal al ser un sistema que permite reportar en línea y en tiempo real las transacciones comerciales a la Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales, brindando transparencia al proceso, además, es un método que permite reducir drásticamente el nivel de consumo de papel, reduce los costos administrativos y de almacenamiento, facilita la trazabilidad de las operaciones, optimiza el servicio al cliente y mejora la competitividad y la economía nacional.

Existirá un registro único de proveedores tecnológicos autorizados, para que una vez masificada la implementación, las empresas que lo requieran puedan escoger a su proveedor. Las pequeñas y medianas empresas podrán acceder de manera gratuita a la solución tecnológica en línea que pondrá a su disposición la DIAN, se espera que esté lista para el 2017.

De esta manera Colombia se suma al grupo de países de la región que han implementado la factura electrónica. El primer país en hacerlo fue Chile por el año 2003, le siguieron Brasil y Argentina que iniciaron con este proceso en 2006 y más recientemente México en 2014.


Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here